- Advertisement -spot_img
25.4 C
New York
viernes, junio 21, 2024

Mercados globales-asia cae, el dólar sube y la perspectiva de tipos alienta los bonos

- Advertisement -spot_img

SÍDNEY, (Reuters) – Las bolsas asiáticas caían el lunes, mientras que el creciente riesgo de más subidas de tipos agresivas en Estados Unidos y Europa impulsaba con fuerza los rendimientos soberanos y el dólar, que también se beneficiaban el temor a una recesión mundial.

La promesa del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, de aplicar una política monetaria de «dolor» para contener la inflación, desvaneció las esperanzas de que el banco central de EE.UU. acuda al rescate de los mercados como tantas veces en el pasado.

Isabel Schnabel, miembro del Consejo del Banco Central Europeo, transmitió un mensaje de similar dureza al advertir el fin de semana que los bancos centrales deben actuar con fuerza para combatir la inflación, incluso si eso arrastra a sus economías a la recesión.

Esto provocó una fuerte caída de los futuros del Euribor , mientras los mercados subían su apuesta por que el BCE subirá tipos en 75 puntos básicos el mes que viene y que se fije un nuevo objetivo máximo para estos.

«Las principales conclusiones son que controlar la inflación es la tarea número uno de la Reserva Federal y que el tipo de interés debe alcanzar un nivel restrictivo de entre el 3,5% y el 4%», afirmó Jason England, gestor de carteras de bonos globales de Janus Henderson Investors.

«El tipo tendrá que seguir siendo más alto hasta que la inflación baje a su objetivo del 2%, por lo que los recortes de tipos previstos por el mercado para el próximo año son prematuros».

Los futuros prevén un 73% de probabilidades de que la Fed suba los tipos en 75 puntos básicos en septiembre, apostando por que alcancen un máximo de entre el 3,75% y el 4% y se mantengan en ese nivel durante más tiempo.

Mucho podría depender de las cifras de las nóminas estadounidenses de agosto, que se conocerán este viernes. Los analistas esperan un aumento moderado de 285.000 puestos de trabajo, tras el espectacular aumento de 528.000 de julio.

El mensaje agresivo no era lo que Wall Street quería oír, por lo que los futuros del S&P 500 bajaban un 0,9%, tras haber perdido casi un 3,4% el viernes. Los futuros del Nasdaq perdían un 1,2%, con los valores tecnológicos presionados por las perspectivas de un menor crecimiento económico.

El índice MSCI más amplio de acciones de Asia-Pacífico, que no incluye Japón, caía un 2,0%, en su mayor retroceso diario en dos meses. El Nikkei japonés se desplomaba un 2,5%, y Corea del Sur un 2,1%.

El índice referencial del mercado chino perdía un 0,7%, mientras que los futuros del EUROSTOXX 50 caían un 1,3% tras las advertencias del BCE sobre los tipos de interés.

El euro se tambalea

El agresivo discurso de los bancos centrales elevó los rendimientos a corto plazo en todo el mundo, a la vez que invirtió la curva del Tesoro de EE.UU. al prever los inversores una posible recesión económica.

Los rendimientos a dos años en Estados Unidos subían nueve puntos básicos hasta el 3,489%, el más alto desde finales de 2007, muy por encima del de 10 años, que está en el 3,13%. Los rendimientos también crecían en toda Europa, con ganancias de dos dígitos en Italia, España y Portugal.

Todo ello benefició al dólar, que suele funcionar como activo refugio, que se disparó a un nuevo máximo de dos décadas de 109,450 frente a una cesta de divisas principales, superando el máximo anterior de julio.

El dólar alcanzó un máximo de cinco semanas frente al yen y subía un 1%, a 138,94, de camino a volver a tocar su máximo de julio, 139,38.

La libra esterlina se hundió a un mínimo de dos años y medio de 1,1653 dólares, con Goldman Sachs advirtiendo que el Reino Unido se dirige a una recesión. El euro cotizaba en los 0,9920 dólares, no muy lejos de su mínimo de dos décadas de la semana pasada, de 0,99005 dólares.

«El par euro/dólar puede permanecer por debajo de la paridad esta semana», dijo Joseph Capurso, jefe de economía internacional de CBA.

«Los temores sobre la seguridad energética seguirán siendo el centro de atención esta semana, ya que Gazprom cerrará su gasoducto principal a Europa Occidental durante tres días, del 31 de agosto al 2 de septiembre», añadió. «Se teme que el suministro de gas no vuelva a activarse tras el cierre».

Esos temores hicieron que los futuros del gas natural en Europa se dispararan un 38% la semana pasada, añadiendo más combustible a la hoguera de la inflación.

La subida del dólar y de los rendimientos soberanos ha sido un lastre para el oro, que bajaba a 1.722 dólares la onza .

Los precios del petróleo subían, ante los rumores de que la OPEP+ podría recortar la producción en su reunión del 5 de septiembre.

El Brent avanzaba 89 centavos hasta los 101,88 dólares, mientras que el crudo estadounidense crecía 1,08 dólares a los 94,14 dólares por barril.

Fuente

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News