24.4 C
New York
sábado, julio 13, 2024

China y Serbia acuerdan levantar un “futuro compartido”

- Advertisement -spot_img

China y Serbia, un país candidato a entrar en la Unión Europea, firmaron un acuerdo el miércoles para construir un “futuro compartido” que convirtió al país balcánico en el primero en Europa que acordaba un documento de esa clase con Beijing.

Tras reunirse en Belgrado, el mandatario chino, Xi Jinping, y el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić, anunciaron que “agravarán y elevarán el acuerdo estratégico global entre China y Serbia” y “construirán una nueva era de una comunidad con un futuro compartido entre China y Serbia”.

En un primer momento no estaba claro qué suponía un “futuro compartido”, pero era improbable que fuera recibido con buenos ojos en la Unión Europea.

Antes de la reunión, los dos bandos expresaron su optimismo sobre que la visita de Xi reforzara la “férrea” relación cordial entre China y el país balcánico.

Xi encontró una cálida bienvenida en Serbia el martes a su llegada desde Francia, donde hizo una crucial visita oficial marcada por las disputas comerciales y la guerra de Rusia en Ucrania.

Miles de personas que coreaban “China-Serbia” y ondeaban banderas fueron trasladadas en autobús desde todo el país para asistir a la ceremonia de recepción de Xi el miércoles ante el Palacio de Serbia, en la parte nueva de Belgrado donde se celebraron las conversaciones.

El presidente populista de Serbia se dirigió al público desde un balcón, donde definió a Xi como un amigo “férreo” y afirmó que su visita era “histórica” porque abría camino a estrechar aún más sus lazos.

“Damos las gracias al presidente Xi. No ha venido a Europa en cinco años, y ha elegido de nuevo a nuestra pequeña Serbia”, afirmó.

FÉRREOS AMIGOS
Al inicio de la reunión oficial del miércoles, Xi dijo que “somos testigos de primera mano de que el pueblo serbio ve al pueblo chino como férreos mejores amigos”, según la televisora estatal RTS.

Xi tenía previsto viajar a Hungría más tarde el miércoles. Como Serbia, Hungría está considerada como una de las socias más afines a China en Europa.

Las muestras de simpatía hacia China eran evidentes en la capital serbia. Se colocó una enorme bandera china en un rascacielos junto a la carretera que lleva a la ciudad desde el aeropuerto. En el centro y en una autopista se veían banderas más pequeñas de Serbia y China.

China ha inyectado miles de millones de dólares en Serbia en inversiones y préstamos, especialmente en minería e infraestructura. Los dos países firmaron un acuerdo estratégico en 2016 y otro de libre comercio el año pasado.

Algunos de esos pactos, como el de libre comercio, no encajan con las condiciones de ingreso en la UE. Aunque oficialmente Serbia quiere entrar en el bloque de 27 países, se ha ido alejando de forma progresiva de esa dirección.

INICIATIVA CINTURÓN Y RUTA DE CHINA
Serbia, una nación sin acceso al mar en el corazón de los Balcanes, ha sido una pieza clave en la Iniciativa Cinturón y Ruta de China, diseñada para incrementar la influencia de Pekín a través de inversión económica. Los críticos dicen que podría servir como caballo de Troya y puerta de acceso a Europa para China.

Xi llegó a Serbia en una fecha simbólica, el 25 aniversario del bombardeo de la embajada china en Belgrado por parte de aviones estadounidenses durante la campaña de bombardeos de la OTAN por la guerra de Kosovo. Tres ciudadanos chinos murieron en el ataque.

El incidente ha ayudado a fomentar estrechos lazos políticos entre Pekín y Belgrado.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News