24.4 C
New York
sábado, julio 13, 2024

Precios de materias primas inciden en los costos del sector agropecuario en RD

- Advertisement -spot_img

República Dominicana importa maíz, trigo y soya para uso agrícola debido a que el clima y las condiciones del suelo del país no son ideales para el cultivo extensivo de estos granos. Estas gramíneas son esenciales para la industria agrícola dominicana, principalmente la que produce alimento para animales.

El maíz y la soya son ingredientes básicos en la producción de piensos para aves, cerdos y ganado, mientras que el trigo se usa comúnmente para la panadería y la repostería. También se emplea para la elaboración de cerveza y como alimento para los animales.

La importación garantiza un suministro estable y económico de estos insumos para mantener la producción y la competitividad del sector agropecuario del país. El aumento de estos supone un incremento en toda la cadena productiva.

De acuerdo con un informe del agrónomo y ase­sor técnico del Ministerio de Agricultura, Manuel González Tejara (Manegonte), con datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), el precio promedio del trigo por tonelada métrica (TM) en 2019 fue de US$223.8 en valor FOB (puerto a puerto) y en 2020 aumentó un 8.83% a US$243.56. Este incremento continuó en 2021, cuando el precio alcanzó US$320.9, un aumento del 31.74% respecto al año anterior.

Costo
En 2022, el precio subió aún más, alcanzando US$433.97, lo que representa un aumento del 35.24% en comparación con 2021. Sin embargo, en 2023, el precio disminuyó un 21.89%, situándose en US$339.09. Hasta mayo de 2024, el precio se mantuvo sin cambios significativos respecto al año anterior.

Asimismo, el precio del precio de importación de la tonelada métrica del maíz se ubicó en 2019 en US$177.67, subiendo a US$182.44 en 2020, lo que representa un incremento del 2.68%. En 2021, el precio aumentó significativamente a US$273, esto significa un 49.6% más que en 2020.

El incremento continuó en 2022, con el precio alcanzando US$328.17, un aumento del 20.23%. Sin embargo, en 2023, el precio cayó un 22.44% (US$254.64). Hasta mayo de este año, el precio se ha reducido a US$198.33, para una disminución del 22.12% respecto a 2023.

De acuerdo con la información suministrada por González Tejara, el precio del arroz ha mostrado una tendencia al alza con algunas fluctuaciones. En 2019 cerró con un precio de US$500.5, aumentando a US$596.8 en 2020, equivalente a un 19.26%.

En 2021, el precio disminuyó ligeramente a US$570, un -4.49% que en 2020. Sin embargo, en 2022 el precio volvió a aumentar a US$648.72, un 13.8% más que en 2021. En 2023, el precio subió a US$720.84, un aumento del 11.11%. Hasta mayo de 2024, el precio alcanzó US$782.4, un aumento del 8.54% respecto al año anterior.

La media isla es autosuficiente en la producción del cereal, pero tiene por acuerdo dos tipos de importaciones. La primera está consignada en el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-Cafta), y otra cantidad que entra por desabastecimiento.

Durante un encuentro con la prensa para el lanzamiento oficial de la fase de levantamiento del Registro Nacional de Productores y Unidades de Producción Agropecuaria Georreferenciado (Renagro), el ministro de Agricultura, Límber Cruz, explicó que entre ambas importaciones suman aproximadamente un millón de quintales, menor al consumo nacional, que es de 1.2 millones de quintales al mes. Señaló, además, que esa diferencia se trae al país porque se exporta una parte hacia el vecino Haití.

Con respecto a la soya, la data disponible establece que ha experimentado aumentos y disminuciones notables. En 2019, el precio se situó en US$327.3 por tonelada métrica, aumentando a US$348.63 en 2020, lo que representa un incremento del 6.52%. En 2021, el precio aumentó a US$505.35, un incremento significativo del 44.98%.

En 2022, el precio continuó aumentando a US$569.05, un 12.61% más que en 2021. Sin embargo, en 2023 el precio disminuyó a US$516.62, una caída del 9.21%. Hasta mayo de 2024, el precio había disminuido aún más a US$447.25, una reducción del 13.4% respecto al año anterior.

El análisis de los precios de estos productos agrícolas revela que, aunque hay fluctuaciones anuales, la tendencia general es de incremento en los precios a lo largo del tiempo. Estos cambios pueden estar influenciados por diversos factores, incluyendo condiciones climáticas y cambios en la demanda global.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News