- Advertisement -spot_img
24.4 C
New York
martes, junio 18, 2024

El Ayuntamiento de Burgos disolverá los consorcios del tren y de Villalonquéjar y asumirá 200 millones de deuda

- Advertisement -spot_img

La alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, ha explicado este lunes la decisión del Consistorio de disolver los dos consorcios que se constituyeron con las ya desaparecidas Caja Círculo y Caja de Burgos, el del desvío del tren y el de Villalonquéjar, y asumir una deuda de 200 millones de euros que le cuesta al día al Ayuntamiento 20.000 euros en intereses.

La alcaldesa ha comparecido en rueda de prensa junto al vicealcalde, Fernando Martínez-Acítores; el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Manso, y la portavoz del equipo de Gobierno, Andrea Ballesteros. Ayala, que ha hecho un repaso a la historia del nacimiento de los consorcios del desvío del tren y del polígono de Villalonquéjar para la comercialización de suelo, junto a la desaparecidas Caja Círculo y Caja de Burgos, hace 25 años, y ha recordado que un momento en el que las entidades bancarias estaban presentes en los consorcios a través de sus fundaciones, pero en un «momento determinado» Caja Círculo decidió salirse de ambos.

Por ello, en la actualidad, ambos consorcios lo forman el Ayuntamiento y Fundación Caja de Burgos, quien ha pedido abandonar dichos consorcios «porque el trabajo que estaban prestando pues deja, de alguna forma, de ser útil y de ser práctico», ha explicado Ayala, quien ha precisado que ante la nueva situación, el Ayuntamiento «se ha puesto a trabajar seriamente sobre los distintos escenarios, ya que es un tema de mucha importancia» porque se trata de asumir una deuda de 200 millones de euros.

«Tomamos la decisión de que lo lógico y razonable es disolver ambos consorcios», ha explicado la alcaldesa, quien ha apuntado que «tras dar muchas vueltas» se ha decidido llevar a cabo «cuanto antes» la disolución de ambas entidades «porque cada día sin dar solución al tema de los consorcios le supone que el ayuntamiento 20.000 euros de intereses».

Asimismo, Cristina Ayala ha apuntado que el Ayuntamiento «es suficientemente solvente para negociar esta deuda» al tiempo que ha explicado que se ha tomado «la decisión valiente» de que sea el Consistorio quien la asuma, a lo que ha añadido que como la postura del equipo de Gobierno es tener «una administración tan mínima como fuera posible» será la sociedad municipal ProBurgos quien asuma la gestión que hasta ahora venían haciendo los consorcios.

Esto obligará a ampliar la plantilla de Promueve Burgos porque «la necesidad es perentoria para efectivamente asumir con éxito el reto al que se enfrenta el equipo de gobierno», ha puesto sobre la mesa Ayala, quien ha apuntado que Fundación Caja de Burgos se ha ofrecido a colaborar hasta la disolución definitiva de los consorcios, entidades que con los cambios legislativos de los últimos años ya no tenían «ventajas» de cara a la agilización en la toma de decisiones.

Por su parte, el concejal de Hacienda ha calificado la decisión del Ayuntamiento de «valiente y ganadora», al tiempo que ha explicado que la previsión del Consistorio de amortización de la deuda es alcanzar los 35 millones de euros este año.

Asimismo, Manso ha insistido en que es una decisión «de responsabilidad, no de pegarse un tirón en el pie», es una decisión «a favor de los burgaleses» y que se ha tomado bajo «la creencia absoluta» de que es «el mejor de los caminos» y de la que el Ayuntamiento está convencido de que es «la solución correcta».

Por último, la alcaldesa ha reconocido no entender el cambio de postura que el PSOE ha mantenido hasta el pasado vienes, porque hasta ese día «siempre había estado con el equipo de gobierno tanto con Vox como con el PP en la decisión de efectivamente disolver los consorcios y de que la gestión pudiese pasar a Proburgos».

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News