28.9 C
New York
lunes, julio 15, 2024

En Francia, se profundiza la crisis entre los conservadores y en la extrema derecha

- Advertisement -spot_img

La oposición de derecha se ve sumida en una profunda crisis: el partido Los Republicanos (LR) excluyeron este miércoles a su presidente, Éric Ciotti, por haber propuesto una alianza con la ultraderecha de cara a las elecciones legislativas convocadas sorpresivamente por el presidente Emmanuel Macron, tras los resultados de las elecciones europeas.

Los altos cargos de LR encomendaron a la secretaria general Annie Genevard y al diputado François-Xavier Bellamy que se encarguen de la «gobernanza» del partido. Pero este jueves, el mismo Bellamy dijo que votaría «por supuesto» por un candidato del partido ultraderechista Agrupación Nacional (RN) en caso de duelo con la izquierda en la segunda vuelta.

«Yo soy y sigo siendo el presidente»

Una decisión que se tomó por «unanimidad» por el comité político, según la formación, y que fue inmediatamente rechazada por Ciotti. «Yo soy y sigo siendo el presidente» de la formación, sostuvo en la red social X, advirtiendo de que su exclusión podría tener «consecuencias penales». Hoy anunció que «se ha presentado un recurso para impugnar la validez de esta decisión, que no tiene ningún sentido».

Ciotti llegó sin obstáculos a su despacho en la sede del partido el jueves por la mañana, en medio de una multitud de cámaras. El exdiputado saludó en el canal France 2 la «unión de las derechas», afirmando que la etiqueta de extrema derecha que se ha dado a Marine Le Pen es «tan ridícula» y «tan gastada».

Este jueves, el partido convocó una nueva reunión del buró político «para validar» la exclusión de Ciotti. Además, LR decidió volver a investir a todos sus diputados salientes para las legislativas anticipadas, excepto a Ciotti y la diputada Christelle D’Intorni, también favorable a una alianza con los extremistas. «Habrá un candidato LR contra Éric Ciotti en su circunscripción», explicó el jefe de los diputados de Los Republicanos, Olivier Marleix.

Desacuerdos entre Agrupación Nacional y ¡Reconquista!

En el extremo derecho del espectro político, el auge de los ultraderechistas de Agrupación Nacional (RN) también amenaza con hacer implosionar el movimiento ¡Reconquista! de Éric Zemmour.

Marion Maréchal, cabeza de lista en las elecciones europeas de ¡Reconquista!, dijo no querer «participar en una nueva división de la derecha» e hizo un llamado a apoyar a los candidatos de RN, oponiéndose directamente a Zemmour, quien respondió excluyéndola del partido por esta «traición».

«Hoy, como ayer, como desde hace treinta años, mantengo mi determinación de crear esta gran alianza la victoria. Y como dije ayer, sin exigir nada para mí. No me presento a nada, no pido ninguna circunscripción, ningún cargo», afirmó sin embargo Zemmour en X, subrayando que también quería este unión con RN y que Marion Maréchal no lo consultó con él.

Maréchal anunció el jueves que «no será candidata a las elecciones legislativas» y que se sentará en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo. «De ninguna manera he militado ni me he unido a Agrupación Nacional», insistió la sobrina de Marine Le Pen en el canal TF1, afirmando que no había negociado un puesto en ningún gobierno. En cambio, la puerta está abierta para sus allegados, algunos de los cuales la siguieron en su marcha: Guillaume Peltier y Nicolas Bay, vicepresidentes de ¡Reconquista!, así como la recién electa eurodiputada Laurence Trochu.

Los primeros sondeos apuntan a que RN obtendrá un 31% en las elecciones legislativas, como ya hizo en las europeas del pasado domingo. Con un claro aumento de los efectivos de RN en la Asamblea, estimados entre 220 y 270 escaños según un sondeo de Elabe para BFMTV, frente a 88 antes de la disolución. No muy lejos de los 289 necesarios para la mayoría absoluta.

Las elecciones legislativas, a dos vueltas, tendrán lugar el 30 de junio y 7 de julio. Macron continuará como presidente hasta 2027, pero corre el riesgo de tener que compartir el poder con un gobierno de otro color político en una «cohabitación».

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News