24.4 C
New York
sábado, julio 13, 2024

Alemania confirma un acuerdo para rescatar Siemens Energy por el agujero de Gamesa

- Advertisement -spot_img

El Ministro de Economía, Robert Habeck, ha anunciado que Siemens Energy ha llegado a un acuerdo con el gobierno alemán y entidades bancarias para su rescate a través de un aval bancario. De este modo, todas las partes ponen fin a semanas de discusiones para apuntalar las finanzas de la firma tras el fuerte lastre que han supuesto los fallos técnicos en sus turbinas. «Había que encontrar una solución y yo diría que la hemos encontrado y la haremos pública pronto», explicó Habeck el martes en una conferencia de prensa en Berlín.

La compañía planea anunciar el acuerdo el miércoles cuando informe sus resultados trimestrales, según informa Bloomberg. En virtud del acuerdo, Siemens Energy recibiría 12.000 millones de euros en garantías de préstamos, así como efectivo de la antigua matriz y su mayor accionista, Siemens AG, mediante la venta de parte de su participación en una empresa conjunta india. Como parte del rescate, el gobierno alemán proporcionará 7.500 millones de euros en las llamadas contragarantías a los bancos involucrados. Siemens participará indirectamente en las garantías comprando una participación del 18% en una empresa conjunta en la India por más de 2.000 millones de euros, informó el lunes Handelsblatt. Una participación adicional del 5% en Siemens India serviría como garantía.

El Gobierno vasco también ha hablado públicamente de este movimiento por parte de la empresa. Según el portavoz del ejecutivo regional, Bingen Zupiria, están en «contacto directo» con la dirección de la empresa. En ese sentido confirmaba anticipándose a las autoridades alemanas que Siemens había pedido este aval y que, según Zupiria, también creen que han hecho lo propio con el Gobierno de España. «Nos consta que la compañía está trabajando en dos frentes, en el técnico y en el financiero, para hacer frente a esta situación» y «esa es la razón por la que han solicitado el aval del Gobierno de Alemania y, al parecer, también el de España».

El fabricante ha realizado esta petición en un contexto de gran tensión para contener las pérdidas masivas en su unidad de turbinas eólicas. Diversos problemas en sus aerogeneradores han provocado que estos problemas amenacen la capacidad de Siemens Energy de conseguir nuevos contratos en sus otras unidades rentables. Se estima que el impacto financiero de esta crisis superará los 4.000 millones de euros. Las acciones de Siemens Energy subían un 1,9% y este año han perdido más del 40%.

Este problema comenzó en junio, cuando la compañía se desmoronó un 37% en bolsa en solo día, la peor sesión su historia, después de anunciar un sobrecoste inicial de 1.000 millones. Con el anuncio, la compañía también dijo que esperarían que las incidencias se prolongarían durante varios años. Esto implicaba no solo perder pedidos sino que, entre otras cosas, deberían indemnizar a clientes al no poder cumplir con los plazos de entrega. Aunque también ha afectado a la compañía a la hora de aspirar a nuevos proyectos. Un ejemplo de esto es el hecho de que ha abandonado uno de sus proyectos de eólica marina en el puerto de Virginia, en EEUU.

Al margen de la crisis interna por los problemas de sus aerogeneradores, las pérdidas de Siemens Gamesa se han visto acrecentadas por un entorno especialmente complicado para el sector. Los costes han subido con fuerza debido los cuellos de botella en materiales clave y la propia inflación. De la mano de este problema, la financiación se ha vuelto mucho más difícil debido a las subidas de tipos del BCE y de la Reserva Federal de Estados Unidos. Todos estos factores han conspirado contra una industria que ha visto su rentabilidad caer con numerosos proyectos ya iniciados desde 2021.

Mientras Siemens Gamesa tuvo en el tercer trimestre unas pérdidas de 3.884 millones euros, su división de gas tuvo un beneficio de 406 millones de euros (un 130% más que un año antes) y sus otros negocios, como la transformación de industria o la tecnología en red también subieron, con unos beneficios de más de 536 millones de euros entre ambas. Siemens compró a la española Gamesa el año 2017, creando entonces al segundo mayor fabricante eólico de todo el mundo. En ese sentido, España se juega mucho en este rescate, pues la compañía tiene más de 5.000 empleados en España.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News