- Advertisement -spot_img
25.1 C
New York
lunes, junio 24, 2024

El gobierno abre un nuevo Perte de 100 millones para la economía circular en el sector textil

- Advertisement -spot_img

El sector textil está experimentando una transformación hacia la sostenibilidad con el lanzamiento de un nuevo proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (Perte) destinado a fomentar la economía circular. Este innovador enfoque, con una suma de 97,5 millones de euros, marca un hito en la industria textil, promoviendo prácticas más responsables y respetuosas con el medio ambiente.

Según lo informado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, esta línea de ayudas posibilitará la financiación de las mejores iniciativas seleccionadas, con importes que oscilan entre los 100.000 euros y los 10 millones de euros por proyecto y entidad beneficiaria. Esto significa que las empresas y organizaciones interesadas en implementar proyectos que promuevan la economía circular en los sectores textil, moda y calzado pueden recibir fondos significativos para llevar a cabo sus iniciativas. Este rango amplio de financiamiento busca apoyar tanto a pequeñas iniciativas como a proyectos más ambiciosos y de mayor escala, fomentando así la diversidad de propuestas y maximizando el impacto en la transformación hacia modelos de negocio más sostenibles.

La convocatoria de estos fondos tiene como objetivo principal alinearse con dos estrategias clave: la Estrategia Europea para la Circularidad y Sostenibilidad de los Productos Textiles y la Estrategia Española de Economía Circular. Ambas tienen como finalidad reducir la presencia de sustancias peligrosas en los tejidos, evitar la liberación de microplásticos, promover la durabilidad de los tejidos y fomentar la reutilización y el reciclaje en ciclos cerrados.

Estas ayudas también contemplan la adquisición de herramientas digitales con el objetivo de reducir la generación de residuos en todas las etapas del proceso, desde el prototipado hasta la gestión de stock y la gestión de residuos post-consumo, como aquellos generados en devoluciones de ropa. Además, se busca promover la fabricación personalizada por encargo para mejorar la eficiencia de los procesos industriales y reducir la huella ambiental en términos de carbono, agua y materiales en el sector textil, moda y calzado. Además, esta línea de ayudas mejorá la competitividad y la distinción a nivel europeo, además de cumplir con las regulaciones y las nuevas formas de consumo.

El plazo para presentar candidaturas se extiende hasta el 10 de junio. Estas ayudas están dirigidas a actuaciones en los sectores del textil, moda, confección y calzado que reduzcan el consumo de materias primas vírgenes, minimicen la generación de residuos y/o mejoren su gestión, contribuyendo a la transición hacia una economía circular. Las categorías elegibles para recibir apoyo incluyen investigación y desarrollo para el ecodiseño, digitalización para la innovación en procesos y organización, aumento del nivel de protección ambiental de la entidad beneficiaria, y mejora de la gestión de residuos provenientes de terceros.

Radiografía del sector

El sector textil y de moda representa uno de los pilares fundamentales de la economía española, contribuyendo con un 2,8% al Producto Interno Bruto (PIB). Este sector está conformado por aproximadamente 17.000 empresas que generan más de 136.000 empleos en toda España. Madrid se destaca como una de las comunidades autónomas líderes en este sector, aunque aún presenta oportunidades de crecimiento. En Madrid, hay 2.024 empresas activas que emplean a 7.367 trabajadores y generan una facturación de 784 millones de euros, lo que representa el 2,5% del total nacional. En 2023, la facturación total del sector ascendió a 31.500 millones de euros.

No obstante, desde la pandemia, el sector pierde fuelle. Los principales hubs del sector textil en nuestro país (Terrassa, Zaragoza y Madrid), que son los municipios donde el sector emplea a más de un millar de personas, experimentaron una disminución generalizada en el número de afiliados durante 2023, según datos proporcionados por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. De ahí, la importancia de promover ayudas que consigan reactivar este sector.

La «Encuesta a ejecutivos» realizada por McKinsey y Business of Fashion (BoF) ha fotografiado de manera el negocio de la moda en Europa. Según el informe, las opiniones de los ejecutivos sobre las perspectivas del sector textil y de moda están más divididas que nunca antes desde que comenzaron a investigar este tema en 2017. Mientras que un 26% de los encuestados espera una mejora en las condiciones anuales, un 37% cree que la situación permanecerá sin cambios, y un 38% anticipa un empeoramiento. Esta diversidad de opiniones refleja la incertidumbre y los desafíos que enfrenta actualmente el sector, lo que puede ser indicativo de cambios significativos en el panorama económico y empresarial.

El análisis de McKinsey sobre las previsiones de la moda indica que la industria a nivel global experimentará un crecimiento de ingresos del 2 al 4% en este año, aunque las variaciones dependerán de la región y el país específico. Se espera que el segmento de lujo continúe siendo el principal generador de ganancias económicas. Sin embargo, las empresas operando en este sector enfrentarán desafíos significativos debido a las difíciles condiciones económicas.

Se proyecta que el segmento experimente un crecimiento global entre el 3 y el 5%, en contraste con el 5 al 7% esperado en 2023, debido a que los consumidores han limitado su gasto desde el inicio de la pandemia. La incertidumbre en el sector refleja el clima económico más amplio, con diferencias regionales, hasta 2024. La anticipada presión sobre los ingresos familiares probablemente moderará la demanda de ropa, lo que resultará en una disminución del comercio en todas las categorías.

A medida que cambian los hábitos de compra de los consumidores europeos y esto afecta negativamente las perspectivas para el comercio minorista en tiendas físicas, surgen nuevas oportunidades en otros sectores, especialmente en las ventas online. En este mercado digital, el segmento de segunda mano destaca de manera prominente.

Las previsiones en Europa indican un crecimiento del 50% para el mercado de moda online en la región para 2025. Igualmente, Europa estará a la vanguardia con un valor estimado de 175.000 millones de euros en 2025. Esto señala un cambio significativo hacia el comercio electrónico, con un enfoque particular en el mercado de segunda mano, lo que presenta oportunidades para el crecimiento y la innovación en el sector de la moda en línea.

 

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News