31.3 C
New York
lunes, julio 15, 2024

El papa Francisco cierra la puerta a ordenar diaconisas

- Advertisement -spot_img

El papa ha expresado su oposición a la idea de ordenar diaconisas a las mujeres católicas en una nueva entrevista en la televisión estadounidense CBS. «Si se trata de diáconos con el Orden Sagrado, no», ha dicho preguntado directamente por la posibilidad de ordenar diaconisas, refiriéndose al sacramento por el que diáconos, sacerdotes y obispos son ordenados en sus respectivos ministerios.

Sin embargo, Francisco ha dicho que «las mujeres siempre han tenido la función de diaconisas sin llegar a ser diáconos». «Las mujeres prestan un gran servicio como mujeres, no como ministras, como ministras, en este sentido, dentro del Orden Sagrado», ha precisado.

La cuestión del diaconado femenino está sobre la mesa del próximo Sínodo sobre la Sinodalidad, el gran proceso de consulta global sobre el futuro de la Iglesia católica que culminará el próximo mes de octubre.

«Para una niña pequeña que crece como católica hoy en día, ¿tendrá alguna vez la oportunidad de ser diácono y participar como miembro del clero en la Iglesia?», le preguntó la periodista de CBS. A lo que el Pontífice ha zanjado la cuestión con un no rotundo.

Francisco estableció hasta dos comisiones especiales para examinar las cuestiones históricas que rodearon en los primeros años del cristianismo la ordenación de mujeres como diaconisas, aunque el Vaticano no ha hecho públicas sus conclusiones. Sin embargo, en febrero, la salesiana italiana sor Linda Pocher, a quien el Pontífice encargó organizar varias reuniones sobre el liderazgo femenino en presencia de los purpurados que componen el Consejo de Cardenales asesores del papa, señaló en declaraciones a Europa Press que Francisco estaba «muy a favor» del diaconado femenino.

«También se habló del diaconado. Ya sabemos que el papa está muy a favor del diaconado femenino, pero aún es algo que se está tratando de entender cómo poner en práctica», declaró entonces la teóloga italiana que a petición de Francisco coordinó la participación de la obispa de la Iglesia anglicana y vicesecretaria general de la Comunión Anglicana Jo Bailey Wells, para abordar el papel de la mujer en la Iglesia.

‘FIDUCIA SUPPLICANS’: BENDECIR A LA PERSONA, NO LA UNIÓN
Por otro lado, Francisco ha precisado que lo que permitió con la declaración ‘Fiducia Supplicans’ fue bendecir a las personas homosexuales, «no bendecir la unión». «Eso no se puede hacer porque no es el sacramento. Yo no puedo. El Señor lo ha hecho. Pero bendecir a cada persona, sí. La bendición es para todos. Para todos. Bendecir una unión del mismo sexo, sin embargo, va contra la ley dada, contra la ley de la Iglesia», ha asegurado tras remachar que la homosexualidad es «una condición humana».

En la entrevista, el Pontífice también ha abordado las migraciones y ha asegurado que cerrar las fronteras y «dejarlos allí es una locura». «Hay que acoger al emigrante. Después ya se verá cómo se le trata. A lo mejor hay que devolverlo, no lo sé, pero cada caso debe ser considerado humanamente», ha manifestado el papa, comentando en concreto el rechazo de Estados Unidos a los migrantes que intentan cruzar la frontera con México.

«¡La gente se está lavando las manos! Hay tantos Poncios Pilatos sueltos por ahí… que ven lo que está pasando, las guerras, la injusticia, los crímenes…. ‘Está bien, está bien’ y se lavan las manos con él. Es la indiferencia. Esto es lo que sucede cuando el corazón se endurece… y se vuelve indiferente. Por favor, debemos hacer que nuestros corazones vuelvan a sentir. No podemos permanecer indiferentes ante estos dramas humanos. La globalización de la indiferencia es una enfermedad fea. Muy mala», ha asegurado.

NI ANTIPALESTINO, NI ANTISEMITA
El papa también ha asegurado que cualquier ideología «es mala» y ha enmarcado al antisemitismo como una de ellas. «Cualquier ‘anti’ es siempre negativo. Se puede criticar a un gobierno u otro, al gobierno israelí, al gobierno palestino. Se puede criticar todo lo que se quiera, pero no ‘anti’ un pueblo. Ni antipalestino ni antisemita. No», ha señalado el papa, preguntado por las protestas en las universidades.

Sobre el cambio climático, el Pontífice ha lamentado que «hay gente tonta, y aunque les muestres las estadísticas, aun así el tonto no creerá». El papa, de 87 años, ha vuelto a reiterar que no tiene intención de renunciar al papado y, como prueba, ha recordado que tiene una apretada agenda que incluye viajes a cuatro países de Asia Pacífico y Oceanía, así como a Bélgica y Luxemburgo.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News