- Advertisement -spot_img
23 C
New York
viernes, junio 14, 2024

El PIB alemán se contraerá casi un 0.5% en 2024, según informe

- Advertisement -spot_img

La economía alemana se contraerá el año que viene casi un 0.5% después de caer este año otro tanto, según las previsiones del Instituto de Economía Alemana (IW), que achaca esta situación a la actual crisis presupuestaria, que se suma a las crisis globales y los altos tipos de interés.

Según señala el instituto en un comunicado, sobre todo la disputa sobre el presupuesto federal -que parece haberse solucionado recientemente- inquieta a las empresas, y muchas posponen de momento sus decisiones de inversión.

Para la previsión, los expertos utilizaron modelos de cálculo para analizar cómo afecta esta situación a la economía y establecieron que el gasto público se recortará en más de €20,000 millones, lo que hará retroceder el producto interior bruto (PIB) un 0.5% y, en el peor de los casos, incluso un 1%.

El modelo económico alemán basado en las exportaciones está bajo presión y la situación geopolítica seguirá siendo incierta en el nuevo año, lo cual afectará a toda la economía mundial.
Así, todo apunta a que el comercio mundial de mercancías crecerá sólo un 1% en 2024.

Esta situación se notará sobre todo en la industria, que en 2024 se estancará por cuarto año consecutivo y después de que apenas haya avanzado desde 2018.

Las empresas llevan dos años recibiendo menos pedidos del exterior.

La actividad de la construcción siguió también en 2023 por debajo del nivel de 2019, debido principalmente a los altos tipos de interés y a los elevados costes.

Sin una relajación de la política monetaria a la vista por el momento, los expertos de IW parten de la base de que 2024 será un año débil para el sector de la construcción.

Al menos el sector de los servicios experimentará un ligero repunte, ya que la inflación ya no superará el 3 % en 2024 y los hogares volverán a tener algo más de dinero en el bolsillo.

Según Michael Grömling, experto de IW, “el Gobierno alemán ha demostrado ser un verdadero freno para la economía este año”.

“Necesitamos una solución rápida al caos fiscal. Las inversiones importantes no deben quedarse por el camino”, subraya.

Para el director de IW, Michael Hüther, “las malas condiciones en el comercio mundial no son la única razón de la persistente recesión”.

“El Gobierno alemán ha desempeñado un papel decisivo en esta crisis”, subraya, y agrega que la coalición de gobierno debe mostrar capacidad de actuación en materia de política fiscal, ya que la economía alemana depende absolutamente de los estímulos a la inversión.

En su opinión, a corto plazo, un fondo especial similar al creado para rearmar al infradotado ejército alemán “puede ser un remedio”.

“A largo plazo, la agenda debe incluir una reforma del freno de la deuda”, sostiene.

En tanto, el Instituto para la Economía Mundial (IFW) apunta en sus previsiones de invierno que el PIB caerá este año un 0.3% -algo menos que el 0.5% previsto en los pronósticos de otoño-, mientras que en 2024 y 2025 crecerá sólo un 0.9% y un 1,2 %, respectivamente, frente al 1.3% y el 1.5%.

Las consecuencias económicas dependen en gran medida de los detalles de los recortes presupuestarios y de su impacto macroeconómico, ambos muy inciertos, señala el comunicado.

Según las hipótesis del IFW sobre la consolidación presupuestaria, el presupuesto federal en 2024 y 2025 se recortará en unos €30,000 millones, respectivamente.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News