- Advertisement -spot_img
25.2 C
New York
lunes, junio 24, 2024

La subida del salario mínimo apunta al 5% tras rechazar la CEOE el acuerdo tripartito

- Advertisement -spot_img

La subida del salario mínimo interprofesional (SMI) de 2024 se fraguará de nuevo en un acuerdo bipartito entre Gobierno y sindicatos tras la negativa de la CEOE a aceptar lo que considera un «chantaje» del Gobierno. Tras el ultimátum que Trabajo lanzó el lunes a los representantes de los empresarios (o aceptaba la subida del 4% en un acuerdo a tres o negociaría un alza mayor con los sindicatos) que la patronal ha rechazado, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha confirmado que pedirán un aumento del 5% en la mesa convocada para el próximo viernes, previsiblemente la última de la negociación.

De prosperar la petición del 5%, el salario mínimo se situaría en 1.134 euros desde los 1.080 euros en 14 pagas en los que se encuentra actualmente. Son 76 euros al año lo que separan el 4% con el que se buscaba el consenso de todas las partes los que finalmente abocarán a un nuevo acuerdo a dos partes, sin la patronal,

Si nada cambia, el escenario con el que Trabajo y los agentes sociales se encontrarán el viernes a partir de las 8:30 pasará por la negativa del la patronal, que manejaba una horquilla de subida de entre el 3% y el 4% para este año (en función de la inflación), y la propuesta de un alza del 5% por parte de los sindicatos, aunque desde UGT llegaron a plantear un rango de subida de hasta el 6,9%. A este respecto, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado en declaraciones para La Sexta que el Gobierno «va a subir mucho» el salario mínimo interprofesional «el próximo viernes».

Hasta ahora, el planteamiento de Trabajo apuntaba a un aumento del SMI del 4% en aras de lograr un acuerdo tripartito. Cabe recordar que el Gobierno no tiene la obligación de consensuar el alza de la renta mínima sino que la negociación es parte de la hoja de ruta de Díaz.

El reproche de la patronal, que sí acudirá a la cita del viernes, se basa, por un lado, en la negativa a los requisitos que demandaba en esta negociación (la indexación del SMI a los contratos públicos y bonificaciones para el sector del campo) y, por otro, en el tono empleado por Trabajo, que el presidente de ATA y vicepresidente de la CEOE, Lorenzo Amor, ha definido hoy como de «amenaza y chantaje».

Lo que sí está confirmado, independientemente del nivel de subida que se acuerde finalmente, es que el alza tendrá carácter retroactivo desde enero y que se verán beneficiadas en torno a 2,5 millones de personas, en su mayoría mujeres.

La del viernes será previsiblemente la última reunión de la negociación ya que la intención de Trabajo es llevar el decreto al Consejo de Ministros lo antes posible.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News