28.7 C
New York
viernes, julio 19, 2024

Macron vuela a Israel para pedir una tregua humanitaria en el conflicto de Gaza

- Advertisement -spot_img

El presidente francés Emmanuel Macron viajaba en la madrugada del martes a Israel, en un momento delicado del conflicto con Hamás, con propuestas y presiones para lograr una tregua humanitaria a pesar de la inminente ofensiva terrestre en Gaza.

Sus asesores dijeron que, además de mostrar solidaridad con Israel, Macron quería hacer «propuestas lo más operativas posibles» para evitar una escalada, liberar a los rehenes, garantizar la seguridad de Israel y trabajar por una solución de dos Estados.

El líder francés subió la apuesta antes del viaje, al decir a periodistas que solo se encaminaría a la región si pensaba que la visita sería «útil».

Un asesor de Macron no quiso detallar cuáles podrían ser esas propuestas y se limitó a decir a periodistas que había cosas que se podían hacer para que Israel no se sintiera solo en su lucha contra el terrorismo.

Macron se reunirá con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el presidente israelí, Isaac Herzog, y los líderes centristas de la oposición, Benny Gantz y Yair Lapid.

Sin embargo, aunque ha hablado por teléfono con los dirigentes de Israel, Egipto, Arabia Saudí, Irán y Qatar desde el atentado perpetrado por militantes de Hamás el 7 de octubre, su visita llega tarde, días después de la de sus pares estadounidense, británico, alemán e italiano.

La capacidad de Macron para influir en los acontecimientos de la región parece ahora limitada por lo que, según algunos analistas, es un giro hacia una línea angloamericana más proisraelí, en contraste con el enfoque tradicionalmente distintivo y más proárabe del gaullismo francés.

«El poder blando de Francia al sur del Mediterráneo se ha desvanecido considerablemente», dijo a Reuters Karim Emile Bitar, experto en política exterior con sede en Beirut del think tank francés IRIS.

«Tenemos la impresión de que ahora nada distingue a Francia de otros países occidentales, lo que históricamente no era el caso, y resulta chocante para la opinión pública del mundo árabe», afirmó.

La decisión del Gobierno francés de adoptar una prohibición general de las protestas propalestinas en Francia, antes de que fuera anulada por los tribunales, es una de las razones por las que Macron ha perdido crédito en el mundo árabe, dijo.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News