27.7 C
New York
sábado, julio 13, 2024

Moody’s: el apoyo al sector inmobiliario “aliviará presiones a corto plazo” en China

- Advertisement -spot_img

EFE – Las últimas medidas anunciadas por las autoridades chinas para revivir el maltrecho sector inmobiliario del país podrían “aliviar algunas presiones a corto plazo” para promotoras y bancos, según un informe publicado por la agencia de calificación de deuda Moody’s.

El dossier apunta que las iniciativas “estimularán la demanda inmobiliaria y reducirán el inventario, ayudando a estabilizar el mercado” del país asiático, sumido en una larga crisis que ha lastrado la recuperación económica posterior a los años del ‘cero covid’.

“Esperamos que las últimas medidas de apoyo en China ayuden a aliviar algunas presiones a corto plazo en el mercado inmobiliario, colaborando también a la hora de suavizar el desapalancamiento del sector y la reducción de los riesgos sistémicos”, indica Kelly Chen, analista de la firma.

El pasado viernes, las autoridades chinas anunciaron unos US$42,250 millones en créditos para proyectos de viviendas subsidiados o la reducción de las cuotas de entrada necesarias para adquirir casas -al 15% para los compradores de la primera y al 25% para la segunda-, instando asimismo a los gobiernos locales a comprar terrenos no urbanizados o inmuebles no vendidos a promotoras.

En cualquier caso, Moody’s cree que la mencionada flexibilización hipotecaria “probablemente no provocará una mejora notable y prolongada” en las ventas de vivienda nueva ante las “modestas” perspectivas de crecimiento, las preocupaciones sobre la construcción de promociones vendidas sobre plano y el aumento de la oferta en el mercado secundario.

La agencia también prevé una mejora de la calidad de los activos de los bancos a medida que el mercado se estabilice, aunque también advierte del aumento de los pasivos contingentes para los gobiernos locales si estos emiten deuda para comprar inventario no vendido por las promotoras.

Además, la escala de esa propuesta se antoja “insuficiente” para reducir el inventario existente, a ojos de Moody’s.

La posición financiera de muchas inmobiliarias chinas empeoró después de que, en agosto de 2020, Pekín anunciase restricciones al acceso a financiación bancaria a las promotoras que habían acumulado un alto nivel de deuda, entre las que destacaba Evergrande, con un pasivo de casi US$330,000 millones.

Ante la coyuntura, el Gobierno ha anunciado diversas medidas de apoyo, con los bancos estatales abriendo asimismo líneas de crédito multimillonarias a diversas promotoras, a las que se marcó como prioridad la finalización de los proyectos vendidos sobre plano, asunto que preocupa a Pekín por sus implicaciones para la estabilidad social, ya que la vivienda es uno de los principales vehículos de inversión de las familias chinas.

No obstante, el mercado no está respondiendo: las ventas comerciales medidas por área de suelo se desplomaron un 24.3% en 2022 y otro 8.5% en 2023.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News