25.2 C
New York
miércoles, julio 24, 2024

El BCE evita comprometerse a una senda de tipos concreta tras bajarlos en 0.25 puntos

- Advertisement -spot_img

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha insistido en su dependencia de los datos y ha asegurado que no se comprometen a seguir una senda de tipos determinada tras bajarlos por primera vez desde 2016.

El Consejo de Gobierno del BCE ha bajado este jueves los tipos de interés en 0.25 puntos básicos, hasta el 4.25%, al tiempo que ha recortado en un cuarto de punto la facilidad de crédito -la que presta a los bancos a un día-, hasta situarla en el 4.5%, y la facilidad de depósito -que remunera el exceso de reservas a un día-, hasta el 3.75%.

En la rueda de prensa posterior, Lagarde ha asegurado que sus siguientes decisiones para determinar el nivel y la duración adecuados de la restricción dependerán de los datos y se tomarán reunión a reunión: “Necesitamos tener esos datos, los suficientes para hacer los análisis pertinentes”.

Aunque no ha mencionado ninguna fecha, la máxima responsable de la política monetaria de la eurozona ha destacado que recibirán más datos en los próximos meses.

Además, ha asegurado que las proyecciones elaboradas por el personal del BCE son muy informativas y, aunque esto no significa que solo tomen decisiones de tipos en las reuniones que coinciden con las nuevas perspectivas, “obviamente” tienen más datos entonces.

En este sentido, Lagarde ha afirmado que no se comprometen de antemano a seguir una senda de tipos determinada, sino que sus decisiones se basarán en las perspectivas de la inflación, la dinámica de la subyacente y la fortaleza de la transmisión de la política monetaria.

“En cualquier caso, estamos dispuestos a ajustar todos nuestros instrumentos en el marco de nuestro mandato para garantizar que la inflación vuelva a nuestro objetivo a medio plazo y preservar el buen funcionamiento de la transmisión de la política monetaria”, ha afirmado.

Con respecto a la bajada de tipos realizada hoy, la primera desde que comenzó su ciclo de endurecimiento por la escalada de la inflación, Lagarde ha asegurado que su confianza ha aumentado en los últimos meses.

Además, ha confirmado que la decisión no ha sido unánime, sino que ha habido un miembro del Consejo que no se ha mostrado a favor.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News