28.7 C
New York
viernes, julio 19, 2024

Los Estados miembros de la OMS quieren tener el Acuerdo sobre Pandemia antes de la Asamblea Mundial de la Salud en 2025

- Advertisement -spot_img

Los Estados miembros de la Organizazación Mundial de la Salud (OMS) han decidido este sábado, durante la Asamblea Mundial de la Salud que ha reunido a sus 194 países miembros, ampliar el mandato del Órgano Intergubernamental de Negociación para terminar su trabajo de negociar un Acuerdo sobre Pandemia dentro de un año, antes de la Asamblea Mundial de la Salud en 2025, o antes si es posible en una sesión especial de la Asamblea de la Salud en 2024.

«La decisión de concluir el Acuerdo sobre la Pandemia dentro del próximo año demuestra con qué firmeza y urgencia lo desean los países, porque la próxima pandemia es una cuestión de cuándo, no de si sucederá», ha señalado Tedros Adhanom Ghebreyesus, director General de la OMS.

Asimismo, han acordado un paquete de enmiendas críticas al Reglamento Sanitario Internacional (RSI) que fortalecerá la preparación, la vigilancia y las respuestas globales ante emergencias de salud pública, incluidas las pandemias.

«Las decisiones históricas adoptadas hoy demuestran un deseo común de los Estados Miembros de proteger a su propio pueblo, y al del mundo, del riesgo compartido de emergencias de salud pública y futuras pandemias. Las enmiendas al Reglamento Sanitario Internacional reforzarán la capacidad de los países para detectar y responder a futuros brotes y pandemias fortaleciendo sus propias capacidades nacionales y la coordinación entre Estados hermanos en materia de vigilancia de enfermedades, intercambio de información y respuesta», ha añadido.

Las nuevas enmiendas al RSI incluyen introducir una definición de emergencia pandémica para desencadenar una colaboración internacional más eficaz en respuesta a eventos que corren el riesgo de convertirse, o se han convertido, en una pandemia. La definición de emergencia pandémica representa un nivel más alto de alarma que se basa en los mecanismos existentes del RSI, incluida la determinación de una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Por otro lado, un compromiso de solidaridad y equidad para fortalecer el acceso a productos médicos y a la financiación. Esto incluye el establecimiento de un Mecanismo Financiero de Coordinación para apoyar la identificación y el acceso al financiamiento necesario para «abordar equitativamente las necesidades y prioridades de los países en desarrollo, incluido el desarrollo, fortalecimiento y mantenimiento de capacidades básicas», y otras medidas de prevención, preparación y respuesta ante emergencias pandémicas.

Y finalmente el establecimiento del Comité de los Estados Partes para facilitar la implementación efectiva del Reglamento modificado . El Comité promoverá y apoyará la cooperación entre los Estados Partes para la implementación efectiva del RSI; y Creación de Autoridades Nacionales del RSI para mejorar la coordinación de la implementación del Reglamento dentro y entre los países.

«La experiencia de epidemias y pandemias, desde el Ébola y el Zika hasta la COVID-19 y el MPOX, nos mostró dónde necesitábamos mejores mecanismos de vigilancia, respuesta y preparación de la salud pública en todo el mundo», ha afirmado Ashley Bloomfield, de Nueva Zelanda, copresidenta de del Grupo de Trabajo sobre Enmiendas al RSI (GTIDH), y del Grupo de Redacción que guió las negociaciones del paquete de enmiendas durante la Asamblea Mundial de la Salud.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News