Estados Unidos y China se unen para combatir el cambio climático

Las dos principales economías del mundo, y las que más lo contaminan, infundieron esperanza en los últimos días de la COP26 en Escocia con su inesperada declaración conjunta, aunque no ahondaron en detalles.

0
437
banderas

Estados Unidos y China se comprometieron este miércoles a trabajar juntos durante la siguiente década para combatir la emergencia climática, lo que anunciaron en un inusual comunicado conjunto en los últimos días de la cumbre de las Naciones Unidas en Escocia.

Las dos economías más grandes del mundo declararon «su firme compromiso para trabajar juntos y con otras entidades para fortalecer la implementación del acuerdo de París».

El enviado especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry, y su homólogo chino, Xie Zhenhua, fueron quienes negociaron el acuerdo y lo promocionaron este miércoles en sus respectivas ruedas de prensa.

Los dos países dijeron que trabajarán juntos para combatir la deforestación y mantendrán una reunión bilateral sobre los niveles de gas metano en la atmósfera a mediados del próximo año.

Sin abundar en detalles, la declaración conjunta afirmó objetivos previos, como acabar con el financiamiento para explotar yacimientos de carbón en el extranjero y preservar el objetivo del acuerdo de París de 2015 de limitar el calentamiento global a 2 grados centígrados.

No obstante, el compromiso significó un impulso importante en la cumbre climática pues mostró que el principal emisor de gases de efecto invernadero del mundo, China, sigue involucrado en la lucha para atajar la crisis.

Este ha sido el pronunciamiento más importante de China en lo que va de la conferencia, en la que los funcionarios de Beijing no han tenido una participación destacada y el presidente chino, Xi Jinping, no se presentó.

En una entrevista con nuestra cadena hermana NBC News en Glasgow, Escocia, calificó como «decepcionante» la ausencia de Xi en la cumbre, pero aseguró que «la puerta no está cerrada» a la cooperación entre Estados Unidos y China para el clima.

China no firmó el compromiso global que propuso Estados Unidos para frenar en un 30% a fines de la década las emisiones de metano, un potente gas de efecto invernadero. El gigante asiático también decepcionó a quienes esperaban que anunciara una reducción más rápida de sus emisiones. Su objetivo sigue siendo que sus emisiones alcancen un punto máximo en 2030, para convertirse en un emisor neutro de carbono en 2060, una década después del objetivo de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí