- Advertisement -spot_img
26.7 C
New York
martes, mayo 28, 2024

Banco Mundial presta a Sudáfrica mil millones de dólares para atajar su crisis energética

- Advertisement -spot_img

El Banco Mundial aprobó un préstamo de 1,000 millones de dólares destinados a apoyar los esfuerzos de Sudáfrica para atajar la grave crisis energética que atraviesa este país, donde los cortes de electricidad son constantes desde 2022 debido al mal estado de sus infraestructuras.

“Esta operación llega en un momento crucial para Sudáfrica, ya que proporcionará el apoyo fiscal y técnico que tanto necesitamos”, señaló la subdirectora general del departamento de Gestión de Activos y Pasivos del Tesoro Nacional de Sudáfrica, Mmakgoshi Lekhethe, en un comunicado del Banco Mundial recogido anoche por los medios locales.

El organismo internacional indicó que la crisis energética sudafricana ha tenido un “marcado impacto negativo en la productividad y la seguridad” del país.

“El 2022, los cortes de electricidad duraron un promedio de ocho horas diarias, lo que costó a la economía entre el 2% y el 3% de su producto interior bruto (PIB)”, añadió el comunicado.

Así, el préstamo del Banco Mundial ahora busca tanto “facilitar la reestructuración del sector eléctrico mediante la remodelación de la compañía estatal Eskom”, reforzando “la apertura del mercado energético y persiguiendo mejoras de la eficiencia de Eskom”, como “apoyar una transición de emisiones bajas en carbono fomentando las inversiones privadas en energías renovables”.

La corrupción, la deficiente planificación frente al aumento de la demanda energética, las averías por el mal estado de las anticuadas infraestructuras de Eskom y el impacto de la delincuencia (por ejemplo, por robo de equipamiento y cables) son algunos de los factores que explican la crisis eléctrica del país.

La constante incertidumbre eléctrica supone un importante lastre para la economía más desarrollada de África, además de una gran fuente del malestar social.

El pasado diciembre, el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, atribuyó esta crisis a la mala gestión y la corrupción en Eskom.

Los cortes constantes de la luz llevaron al país a declarar el estado de emergencia durante cerca de dos meses, desde el pasado 9 de febrero hasta el 5 de abril, en un período en el que el Gobierno sudafricano puso en marcha varias medidas como el nombramiento de un ministro de Electricidad, Kgosientso Ramokgopa.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News