- Advertisement -spot_img
20.7 C
New York
martes, mayo 28, 2024

Elecciones 28-M: estas son las propuestas de los partidos políticos en sanidad

- Advertisement -spot_img

El 28 de mayo los colores que pintan el mapa electoral municipal y autonómico pueden verse alterados. Durante las siguientes semanas, España andará inmersa en una intensa batalla política antes de que los españoles se dirijan a las urnas a votar. Esta se juega a muchos niveles: desde lo más local, con la elección de los alcaldes de los pueblos y ciudades del país, a regional.

Esta cita con las urnas es mucho más que unas simples elecciones. Después de que los ciudadanos elijan a su próximo alcalde y presidente, empezará la batalla nacional que se librará en diciembre -si los planes no cambian-. El 2023 determinará, previsiblemente, un nuevo escenario político.

Los partidos políticos ya han hecho públicos sus programas electorales, entre ellos los que cuentan con más escaños a nivel nacional. En materia sanitaria, el Partido Popular pretende, en primer lugar, garantizar una financiación suficiente para responder a las demandas actuales del sistema sanitario público «partiendo de una ponderación realista en base al gasto real de los últimos años, y un reparto en base a la población protegida equivalente ponderada por el gasto de los diferentes grupos de edad», afirma el PP en el documento.

En cuanto a los profesionales sanitarios, promete asegurar una cantidad «suficiente» para atender a las necesidades, tanto actuales como futuras y asumen el compromiso de seguir formándoles. No obstante, piensan que debe hacerse un esfuerzo de captación de los especialistas graduados a fin de evitar la fuga de talento y recuperar a quiénes ya se marcharon.

El PP también tiene una lista de misiones para la Atención Primaria. Se compromete seguir incrementando de forma progresiva la financiación hasta llegar a los estándares propuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y continuarán mejorando las condiciones laborales y desburocratizando la asistencia. Además, garantizarán la mejora de los servicios de atención a través de la telemedicina, la medicina personalizada y el desarrollo de la Tarjeta Sanitaria Virtual.

Respecto a las listas de espera, el grupo apuesta por establecer tiempos máximos de espera en función de cada prioridad clínica. Asimismo, pretenden desarrollar nuevas medidas para conseguir un diagnóstico y tratamiento precoz de las enfermedades mentales y articular políticas e iniciativas dirigidas a la promoción de la salud mental y a la prevención de este tipo de trastornos y el suicidio, especialmente en jóvenes.

Por su parte, VOX propone una concepción integral de la salud. Entre sus propósitos se encuentra la creación de una tarjeta sanitaria única y un calendario de vacunación único donde las vacunas infantiles son obligatorias y gratuitas. Además, realizarán una gestión integral de las listas de espera y cartera de servicios únicas en todo el territorio nacional.

Además, el partido político quiere suprimir de la sanidad pública las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud, por ejemplo, el cambio de género o el aborto. También quieren eliminar el acceso gratuito a la sanidad para inmigrantes ilegales y un copago para todos los residentes legales que no tengan un mínimo de 10 años de permanencia en España. Solo se cubrirían servicios de urgencia.

VOX busca incluir la odontología pediátrica en la Seguridad Social (hasta el recambio de dentición temporal). También quieren establecer un Sistema de Compras centralizado que permita optimizar la eficiencia y garantizar la transparencia de las decisiones económicas; y un análisis de la suficiencia de medio y dotaciones de los hospitales.

De otro lado, el Partido Socialista Obrero Español tiene muy clara su misión en la siguiente candidatura. «Cada día resulta más evidente que las Comunidades gobernadas por el Partido Popular están deteriorando el sistema público de salud. Por ello, expresamos nuestro firme compromiso de revertir los recortes y el deterioro de los servicios de salud allí donde gobernemos», indica el PSOE en su programa electoral.

Para la próxima legislatura el partido político se compromete a abordar una serie de desafíos. En primer lugar, pretenden abordar los problemas de salud pública y reducir las desigualdades teniendo en cuenta los determinantes sociales de la salud y la accesibilidad a los servicios y prestaciones (inclusión en Cartera Común), tanto desde la perspectiva social (costes de prestaciones no financiadas), como territorial (dotación de servicios sanitarios y equipamientos accesibles).

Además, impulsarán la vigilancia en salud pública en cada uno de los territorios, «trabajando en red y de manera coordinada con la futura Agencia Estatal de Salud Pública», afirma el PSOE. También estimularán las bases de datos comunes y «data lakes» en el ámbito sanitario con el objetivo mejorar la calidad y seguridad de la asistencia sanitaria y permitir que el uso secundario de los datos sirva para la toma de decisiones, aumentar el conocimiento y dar alas a la ciencia.

Entre sus planes se encuentra priorizar la gestión de los servicios de salud, desarrollar la Estrategia de Salud Digital, incluyendo la extensión al ámbito rural; e impulsar la Atención Primaria. Además, aprovecharán la oportunidad de renovación de los equipos de alta tecnología en los hospitales públicos con fondos europeos Next Generation y Plan de Recuperación (Plan Inveat).

Uno de los problemas que caracterizan hoy en día al sistema sanitario español son las listas de espera para primeras consultas, pruebas y cirugías. El PSOE tiene pensado reducir los nombres del listado, según su programa electoral. Además, lucharán por un avance en la equidad en el acceso a la atención ampliando la cartera común de servicios y garantizando su efectividad en todo territorio español. También seguirán dando pasos en la atención a las enfermedades con mayor impacto en la salud, es decir, el cáncer, cardiovasculares, crónicas, neurodegenerativas y raras; y desarrollarán un Plan de Acción de Salud Mental.

Asimismo, potenciarán la formación continua de los profesionales sanitarios y promoverán la creación de la categoría de Enfermería Familiar y Comunitaria con el objetivo de desarrollar la salud comunitaria.

Por otro lado, Podemos en su programa electoral indica que «en determinados territorios gobernados por la derecha más neoliberal incluso se han dado pasos hacia atrás y se ha avanzado en el deterioro y la privatización de nuestra sanidad». Para ellos, la única solución a los problemas que presenta hoy en día el sistema sanitario es que el partido morado «entre con fuerza en los Gobiernos y pueda determinar la dirección de las políticas pública en esta materia».

Si el grupo ganase las elecciones del próximo 28 de mayo, promete alcanzar una serie de metas. Respecto a la financiación, confían en aumentar el presupuesto global de la sanidad pública, mejorar el salario de los profesionales y financiar la atención primaria con el 25% del total del desembolso para la sanidad pública y con, al menos, 400 euros por habitante y por año. Además, incrementarán los recursos humanos y reducirán la interinidad para hacer de las plazas en la sanidad pública «trabajos atractivos que permitan evitar que nuestros profesionales abandonen el sistema o incluso el país en busca de condiciones laborales dignas», indica.

También garantizarán la atención primaria en la España vaciada abriendo nuevos centros, asegurando una distancia máxima entre cualquier núcleo de población y el correspondiente ambulatorio y dotando cada centro con profesionales sanitarios suficiente. De la misma forma, incluirán el servicio de salud mental en estos espacios y equiparán los ratios por habitante de psiquiatras, psicólogos y enfermeros especializados en salud mental con la media europea. Por otra parte, incorporarán al catálogo de servicios nuevos ámbitos como la salud bucodental, oftalmológica y fisioterapia.

El grupo morado realizará una moratoria absoluta en la concesión de nuevos conciertos o de cualquier forma de externalización en la sanidad, así como la concesión de nuevas licencias para el sector privado. Al mismo tiempo, llevarán a cabo, «de forma decidida», procesos de desprivatización de infraestructuras y servicios, según el programa electoral.

Por otro lado, Podemos cuenta con un plan de choque para recuperar al personal sanitario que se ha ido del país a buscar mejores condiciones de trabajo. En primer lugar, pretenden ampliar las plazas de formación y los puestos de trabajo en los sectores necesitados «con una tasa de reposición de al menos 1,2 respecto al personal jubilado y del 1,5 en especialidades infra atendidas conforme a los estándares de otros Estados de la zona euro». También incrementarán el presupuesto para la aceleración del programa de estabilización del personal público sanitario, entre otras medidas.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News