- Advertisement -spot_img
14.8 C
New York
viernes, abril 12, 2024

Rusia asombra a Occidente con la rápida recuperación de su industria y el aguante de su economía

- Advertisement -spot_img

Enésimo dato económico en Rusia que deja a la luz que la sanciones impuestas por Occidente no están surtiendo el efecto que se esperaba sobre la actividad el país dirigido por Vladimir Putin. Mientras que el PIB se contrajo menos de un 3% en 2022 (frente al 10% que esperaban los analistas de Occidente en un principio), ahora la industria de Rusia ha vuelto a crecer con fuerza en términos interanuales, algo que no estaba en las agendas de los analistas.

La agencia financiera Bloomberg ha revelado que la industria rusa se recuperó inesperadamente por primera vez desde que comenzó la guerra, gracias a los sectores asociados con la producción militar, que obtuvieron buenos resultados en medio del aumento del gasto por la invasión de Ucrania.

A todo ello hay que sumarle que Rusia está exportando mucho más petróleo del que se creía, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Esta fuerte resistencia a las sanciones y las ingeniosas vías para esquivar las medidas impuestas por Occidente están permitiendo a Rusia ingresar cientos de millones por sus ventas de petróleo a países como China, la India o Turquía.

Los envíos totales de petróleo (crudo y derivados) aumentaron en 0,6 millones de barriles diarios (mb/d) hasta 8,1 mb/d, con los productos derivados subiendo 450.000 barriles diarios (kb/d) respecto al mes anterior hasta los 3,1 mb/d. Además, los ingresos estimados han subido en 1.000 millones de dólares (respecto al mes anterior) hasta los 12.700 millones, pero son un 43% más bajos que hace un año.

Los ingresos se han recuperado levemente gracias al aumento de las exportaciones, pero ni mucho menos se acercan a los que se presentaban hace un año, puesto que el precio del petróleo ha caído con fuerza desde entonces. Estos son todos los países que están ayudando a ‘blanquear’ el petróleo ruso. No solo China y la India están en la lista.

También hay que recordar que Moscú llevaba años pertrechándose (tras la anexión de Crimea), acumulando reservas y, sobre todo, grandes cantidades de oro para resistir mejor a las posibles sanciones de Occidente ante un hipotético ataque a Ucrania. Ahora, la estrategia sigue siendo similar, Rusia y otros países emergentes están comprando oro al mayor ritmo desde 1950. Moscú llena el granero para resistir al ‘invierno’.

El peso de la industria militar

La producción industrial aumentó un 1,2% en marzo respecto al año anterior, según el Servicio Federal de Estadísticas, muy por encima de la caída del 1,4% esperada en una encuesta de economistas de Bloomberg. La minería y la extracción de recursos cayeron un 3,6%, pero la agencia no desglosó los datos de producción de petróleo, a diferencia de publicaciones anteriores.

La fabricación aumentó más de un 6%, impulsada por un crecimiento del 30% en los «productos metálicos terminados», que incluyen armas y municiones. Los ordenadores, los productos electrónicos y ópticos, que según los economistas probablemente incluirán piezas para aviones y motores de cohetes, así como miras ópticas y otros sistemas, crecieron un 23%.

La producción de «otro transporte», que cubre vehículos de combate, aviones y barcos, aumentó más del 10% por segundo mes consecutivo. El aumento en la producción militar comenzó en febrero y dio continuidad al auge en el gasto público a principios de año que, según las autoridades, estaba relacionado con contratos no especificados.

La guerra y el gasto secreto están comiéndose el presupuesto de Rusia

Los datos sobre la producción militar son un secreto de Estado, pero los economistas dicen que el sector ha sido uno de los más resistentes desde que se lanzó la invasión hace más de un año. El presidente Vladimir Putin ha dicho en repetidas ocasiones que las plantas de armas están trabajando día y noche para satisfacer la demanda.

Toda esta resistencia de la economía rusa está forzando a muchas casas de análisis a prever que Rusia crecerá este 2023. Es decir, pese a las leoninas sanciones y la guerra, el PIB de Rusia podría avanzar este año alrededor de un 1%, mientras que en 2024 podría recuperar los niveles previos al comienzo de la guerra.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News