- Advertisement -spot_img
13.7 C
New York
lunes, abril 15, 2024

El futuro de Alemania depende de la mano de obra extranjera

- Advertisement -spot_img

DW – El reclutamiento de mano de obra de países que no pertenecen a la Unión Europea es de importancia estratégica para el futuro de Alemania, señalan los autores de un reciente estudio sobre el mercado laboral germano, de la Fundación Ciencia y Política (SWP, por sus siglas en alemán).

Según la publicación, en los próximos años, la población activa disminuirá drásticamente como consecuencia de la jubilación de la generación del baby boom o explosión de natalidad. Los sectores más afectados son educación, trabajo social, salud y cuidados, construcción y oficios manuales, así como las llamadas profesiones CTIM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Importancia de los trabajos menos cualificados
En la última década, Alemania ha abierto sus puertas a la mano de obra extranjera. Sin embargo, hasta ahora, se había concentrado sobre todo en los trabajadores altamente calificados. A través de las reformas actuales, el país también busca atraer a personal para empleos que requieren menos calificación, explica Steffen Angenendt, uno de los autores del estudio.

En entrevista con DW, Angenendt detalla los mayores obstáculos para el reclutamiento de mano de obra: «Las autoridades germanas son demasiado lentas, burocráticas, no están lo suficientemente digitalizadas y no cooperan bien entre ellas». La obtención de una visa de trabajo, así como el reconocimiento de carreras y cualificaciones profesionales extranjeras siguen siendo procesos complicados, agrega. Asimismo, el idioma representa otro reto.

Proyectos piloto en América Latina
¿Qué países latinoamericanos son especialmente interesantes para el reclutamiento de mano de obra? Chile, por ser miembro de la OCDE, así como Argentina y Brasil, en donde vive una gran diáspora alemana, responde Angenendt. Además, en años recientes, se han llevado a cabo proyectos piloto para el reclutamiento y la formación de jóvenes en El Salvador y México.

En 2019, nació el programa de formación dual APAL (Ausbildungspartnerschaften Lateinamerika) en El Salvador, y se amplió a México en 2021. La iniciativa de la Agencia Federal de Empleo de Alemania busca atraer a jóvenes profesionales del sector de la salud.

El Instituto Goethe de México se encarga de preparar a los jóvenes a nivel idiomático y cultural. Para el consultor pedagógico Michael Kobs, la seguridad es uno de los grandes atractivos de Alemania, sobre todo para mujeres jóvenes, que gozan de las libertades que ofrece el país, según dijo a DW.

El programa APAL promueve una «migración justa», sostiene, puesto que ofrece a los participantes la posibilidad de seguir ampliando sus estudios incluso después de la formación dual. Así, se espera que los jóvenes decidan vivir más tiempo en Alemania.

Los mayores retos
En el estado mexicano de Puebla, la organización civil ACTUAR A. C. trabaja con jóvenes para mejorar su calidad de vida, desde el aspecto del desarrollo humano, el liderazgo y la prevención de la violencia. En el marco del programa «Jóvenes con Impacto», actualmente coopera con la empresa alemana Hansen & Willenborg Consulting, que busca capacitar a jóvenes para el trabajo en el sector de hotelería y gastronomía, en la localidad norteña de Timmendorfer Strand.

Para Susana Serrano, directora general de ACTUAR A. C., el idioma es una gran desventaja para los jóvenes mexicanos que desean trabajar en Alemania. «Es un idioma al que no cualquier persona tiene acceso en México, ya que las escuelas de idiomas son muy caras, y jóvenes con escasos recursos no pueden pagarlo». Además, «el inglés y el francés gozan de mayor aceptación entre los mexicanos», agrega Björn Lisker, de la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria.

«En muchos casos, es complicado y tardío revalidar los títulos y certificados mexicanos en Alemania. Eso conlleva a menudo a una situación en la que el mexicano, al iniciar su labor en Alemania, solamente puede realizar trabajos simples y bajo supervisión, mientras en su país ya había trabajado de forma independiente. Eso puede resultar frustrante», sostiene en entrevista con DW.

Por último, Susana Serrano destaca que, para muchos mexicanos, es difícil encontrar trabajo con salarios justos en la carrera que se decide estudiar: «Por lo tanto, cuando se postulan en las empresas alemanas participantes, las áreas de recursos humanos se asombran al ver a jóvenes con licenciaturas, que buscan trabajo en áreas en las que no estudiaron. Pero, en México, muchos buscan oportunidades de crecer económicamente y apoyar a sus familias”.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News