- Advertisement -spot_img
28 C
New York
viernes, mayo 24, 2024

AIRD considera que la Ley de Facturación Electrónica reducirá la informalidad

- Advertisement -spot_img

La facturación electrónica es una herramienta que contribuye en la eficiencia del proceso de gestión de facturas, la reducción del tiempo de gestión y costes. Este documento recoge la descripción de un acto económico sea este de contenido financiero, patrimonial, transnacional y que se emite, valida y almacena de manera electrónica tiene igual fuerza aprobatoria que una factura física, siempre que se cumplan los requisitos de autenticidad, integridad y legitimidad.

Ahora bien, con la aprobación de la Ley General de Facturación Electrónica en República Dominicana será obligatorio el uso de esta modalidad virtual. En ese eje, la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), junto a la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), realizaron un encuentro industrial para dar a conocer aspectos jurídicos y técnicos sobre esta ley, la cual regulará la emisión y uso de comprobantes fiscales electrónicos (e-CF) en el proceso de facturas electrónicas.

Durante las palabras de apertura, el presidente de la AIRD, Julio Virgilio Brache, expresó que esta legislación representa un proceso de cambio y que “deben estar abiertos y atentos a las mejoras”, al tiempo que consideró que es un elemento clave para reducir la informalidad, la evasión y la competencia desleal.

Con respecto a la actividad, se realizaron varios paneles, donde se detallaron los regímenes sancionatorios, métodos para la emisión, las ventajas y características del e-CF, como convertirse en emisor electrónico, calendarios de implementación, entre otros.

En su intervención la subdirectora de facilitación y servicios de la DGII, Carolina Yamamoto, indicó que cuando las empresas deciden dar el paso hacía la facturación electrónica tienen tres formas, el primero a través del desarrollo de un sistema propio, el siguiente es mediante un proveedor certificado por la institución, y finalmente el facturador gratuito, el cual puede ser obtenido en la página web de la entidad.

Asimismo, Yamamoto planteó el caso de que un contribuyente que no pueda generar estas facturas, sobre esto dijo que ese colaborador será declarado en contingencia. “Eso se autoriza a través de la web, entonces se le aprueba al colaborador utilizar las facturas tipo b, aseguró.

Por su lado, la subdirectora de gestión de cumplimiento de esa entidad, Ricela Spraus, mencionó que uno de los beneficios que tienen las personas luego de convertirse en facturadores electrónicos es la eliminación del 5% de las retenciones del Estado. “Eliminamos esta retención si usted le factura al estado”, indicó. También, destacó que el e-CF se emite y recibe electrónicamente, tiene validez y efecto legal que una factura impresa y cuenta con el respaldo de una firma digital con garantía de seguridad.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News