- Advertisement -spot_img
11.3 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Así puedes cambiar las retenciones de IRPF de tu pensión de jubilación

- Advertisement -spot_img

Las pensiones de jubilación son consideradas rentas del trabajo, de igual forma que otros ingresos más evidentes como los sueldos. Esto se debe a que Hacienda interpreta que esas pensiones son consecuencia del trabajo del contribuyente a lo largo de su vida.

Por eso, a las pensiones de jubilación contributivas que cobran más de seis millones de personas cada mes en España se le practican retenciones de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas): los pensionistas dejan de ser trabajadores cuando se jubilan, pero nunca abandonan su condición de contribuyentes.

Es la Seguridad Social la que practica esas retenciones de IRPF, que dependen de las circunstancias personales del pensionista y también, como no podía ser de otra manera, de la cuantía de su pensión (a más cuantía, mayores retenciones). Y puede suceder que el contribuyente no esté de acuerdo con esas retenciones, aunque no siempre puede hacer algo para cambiarlas.

La Seguridad Social permite solicitar el cambio de las retenciones de IRPF de las pensiones de jubilación, pero solo está permitido en aquellos casos en los que se pide un aumento de las retenciones. Una petición que puede ser útil cuando el pensionista comprueba en su declaración de la Renta que el resultado es ‘a pagar’ y que puede tener lugar precisamente para evitar eso.

Cualquier ciudadano que desee modificar el IRPF de su pensión de jubilación debe pedirlo en este enlace de la Seguridad Social, el que corresponde al servicio ‘Incremento o finalización de aplicación del tipo voluntario a efectos de las retenciones de IRPF‘. Su finalidad es la de «incrementar la retención por IRPF que se aplica a tu pensión o suprimir el incremento voluntario que solicitaste«, explica el organismo.

Cómo pedir a la Seguridad Social el cambio de IRPF en la pensión de jubilación

A diferencia de otros servicios, para pedir un incremento de la retención de IRPF de la pensión de jubilación no es necesario tener un certificado digital (puede conseguirlo en cuatro sencillos pasos), Cl@ve (puede registrarse para conseguir Cl@ve PIN o permanente) o un DNI electrónico: solo es preciso tener una conexión estable a internet y un dispositivo desde el que hacer el trámite.

El primer paso es la descarga y cumplimentación del formulario de solicitud a la Seguridad Social. En él hay que indicar datos personales como nombre, apellidos o DNI y datos de contacto como nuestro número de teléfono, una dirección de correo electrónico y una dirección postal. Además, es preciso indicar si se pide un aumento de las retenciones de IRPF (y el importe de aumento) o la vuelta a las retenciones anteriores a una retención inicial de IRPF. En este caso se puede elegir entre aplicar esa vuelta a las retenciones anteriores de forma automática o esperar hasta el comienzo del ejercicio fiscal siguiente.

Cuando el formulario se complete habrá que tenerlo a mano para el siguiente paso, el de enviar la solicitud. Haciendo clic en el apartado ‘Enviar solicitud’ de la página inicial el sistema le enviará a una nueva ventana en la que habrá que adjuntar el formulario, rellenar una sección de información personal e indicar la dirección de correo electrónico.

El último paso será la verificación de la identidad de la persona que pide el cambio de IRPF en la pensión de jubilación. Esto será posible con un ‘selfie’ realizado desde el mismo dispositivo con el que se hace el trámite. Si el dispositivo en cuestión no tiene cámara la Seguridad Social facilitará al pensionista un código QR con el que, usando otro dispositivo que lo lea, se podrá hacer la fotografía y finalizar el trámite.

 

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News