- Advertisement -spot_img
14.8 C
New York
viernes, abril 12, 2024

Cepal ajusta a 3.6% desde 2.9% expansión del PIB de México para el 2023

- Advertisement -spot_img

El organismo ve como factor negativo la desaceleración de los flujos comerciales a nivel mundial; señaló que el nearshoring y la inversión pública hicieron crecer 19.7% la inversión fija bruta.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.6% para México en este año, una leve desaceleración de tres décimas respecto al 2022, pero por encima de su previsión de septiembre de 2.9 por ciento.

Sin embargo, previó que para el siguiente año la economía mexicana crecerá 2.5%, ante una probable desaceleración económica en Estados Unidos.

Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, dijo que pese a que Estados Unidos ha mostrado una resiliencia económica más allá de lo que todos esperaban a principios de año, se espera una desaceleración de su economía a 1.5% para el 2024 desde 2.1% de este año.

“Hay un entorno internacional más complejo que está afectando la dinámica de crecimiento de nuestros países pero, en el caso de México, se debe a su cercanía con Estados Unidos”, explicó Titelman en conferencia de prensa durante la presentación del “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2023”.

Otro factor que el organismo ve negativo para la economía mexicana es la desaceleración de los flujos comerciales a nivel mundial.

No obstante, la Cepal destacó la fortaleza del consumo y el gasto a lo largo del año, que han presentado un crecimiento mayor al estimado a inicios del 2023 pese a una inflación persistentemente alta y unas tasas de interés elevadas.

Asimismo, señaló que el nearshoring y la inversión pública hicieron crecer 19.7% la inversión fija bruta en los tres primeros trimestres del año.

La Cepal también se refirió al huracán Otis, que golpeó con fuerza las costas de Guerrero en octubre y dejó fuertes daños al puerto de Acapulco, al señalar que el impacto del fenómeno natural se traduciría “en una leve reducción del PIB del país al cierre del año”.

Respecto a la inflación, el organismo celebró que el alza de precios se ha desacelerado en la mayoría de los países, entre ellos México, siendo Argentina, Cuba, Haití, Surinam y Venezuela, los países que atraviesan procesos de “inflación crónica”.

Para el cierre de año, la inflación de México se situaría en alrededor de 4.5% desde 7.8% que estimaban en diciembre del año pasado. De acuerdo con el organismo, las causas por las que aún no se logra llegar al objetivo de inflación de 3% del Banco de México son el aún alto nivel de precios de algunos productos alimenticios y de las materias primas, así como de algunas restricciones en las cadenas de valor.

Así, para el siguiente año, se estima un alza de precios de 4.0%, esto como resultado del persistente aumento de los precios de algunos bienes de consumo.

“Además, el alto déficit presupuestario del 2024, que presionará la inflación al alza, podría obligar a mantener altas tasas de interés por más tiempo”, advirtió la Cepal.

Déficit es sostenible

Pese a que el Presupuesto de Egresos del 2024 establece un déficit presupuestario de 4.9% del PIB, el más alto desde 1988, Titelman señaló que esto no es preocupante ya que esta deuda “todavía se sitúa en lo que uno consideraría una trayectoria sostenible dentro de la economía mexicana”.

“Es importante destacar que, en general, en los últimos años México ha llevado una política fiscal bastante prudente y sobria (…) y desde esa perspectiva esperamos que el déficit hacia el 2025 empiece a disminuir”.

PIB de la región será de 1.9% vs 2.2% de este año

Economías de AL y el Caribe se desacelerarán en el 2024

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) advirtió que, en el siguiente año, la región mantendrá una senda de bajo crecimiento debido principalmente a un bajo dinamismo mundial y a un limitado espacio interno de la política fiscal y monetaria que enfrentan los países de la región.

El organismo pronostica una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de la región de 1.9% para el 2024, por debajo de 2.2% de este año.

De acuerdo con su informe “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe 2023”, el país que más crecerá el siguiente año será Guyana con 28.9%, frente a 39.2% del 2023 (gracias al sector petrolero), seguido de Antigua y Barbuda (8.2% frente a 8.5%) y San Vicente y las Granadinas (6.1% desde 5.9 por ciento)

Por otra parte, Argentina sería el único país cuya economía se contraerá (-1.0 por ciento). Respecto al resto de los países, el PIB de Brasil se desacelerará de 3.0 a 1.6%, por su parte Chile crecería de 0.1% este año a 1.9% el siguiente.

La Cepal advirtió que la deuda pública de los países de América Latina y el Caribe continúa en niveles altos respecto al PIB, lo que, junto al aumento de las tasas de interés, tanto externas como internas, y una caída estimada de los ingresos tributarios a causa del menor crecimiento, llevará a un limitado espacio fiscal en conjunto.

José Manuel Salazar-Xirinachs, secretario ejecutivo de la Cepal, llamó a todos los gobiernos de la región a escalar políticas de desarrollo productivo que promuevan la inversión pública y privada, además de adecuar el marco de financiamiento para potenciar la movilización de recursos.

Otra problemática que pronostica la organización para el siguiente año es una menor creación de empleo y una ligera alza de la informalidad.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News