- Advertisement -spot_img
17.2 C
New York
lunes, abril 15, 2024

China no esta solo: estos países de Asia también disminuyen su población

- Advertisement -spot_img

Expansion.mx – Las tasas de natalidad se desaceleran en muchos países desarrollados, pero la situación en Asia-Pacífico es particularmente grave. China, que durante mucho tiempo ha sido el país más poblado del mundo, redujo su población en 2022 por primera vez en 61 años.

China no está solo. Japón, Singapur y Corea del Sur también registran cada vez menos nacimientos, algo que ha prendido las alertas de estos gobiernos para revertir esta tendencia, aunque sin ningún éxito hasta el momento.

El número de nacimientos en estos países se encuentra en picada debido a varios factores como el alto costo de la vida, la entrada de las mujeres a la fuerza laboral y la decisión de las personas de tener hijos más tarde.

Así es la situación de la población en estos países.

Japón: una crisis que “no puede esperar”

Japón tiene una población de 125 millones de personas y desde hace tiempo tiene problemas para gestionar el creciente número personas mayores.

La situación es particularmente grave porque es el segundo país del mundo con una mayor proporción de personas de más de 65 años, después de Mónaco, según datos del Banco Mundial.

Japón, con un 11.7%, tiene la proporción más baja de niñas y niños entre los 35 países del mundo con más de 40 millones de habitantes, por detrás del 12.9 % de Italia y del 11.9 % de Corea del Sur, según estadísticas de Naciones Unidas (ONU).

El número de personas menores de 15 años residentes en Japón al 1 de abril de 2022, cuando empezó un nuevo año fiscal era de 14.65 millones, 250,000 menos que un año antes y la menor cifra desde que estos datos empezaron a registrarse en 1950, según un informe del Ministerio del Interior publicado el 4 de mayo de 2022.

La baja tasa de natalidad de Japón y el envejecimiento de su población son un riesgo urgente para el país, dijo este lunes el primer ministro, Fumio Kishida, que prometió hacer frente a este asunto creando una nueva agencia estatal.

«El número de nacimientos cayó por debajo de 800,000 el año pasado, según estimaciones», dijo Kishida a los legisladores en una declaración al inicio de la sesión parlamentaria. «Japón está al límite de poder seguir funcionando como sociedad», afirmó el primer ministro.

El jefe del ejecutivo prometió «centrar la atención en políticas relativas a los niños y la infancia como un tema que no puede esperar y que no puede ser pospuesto».

El líder conservador dijo que estas políticas, que incluyen el lanzamiento en abril de una Agencia para la Infancia y la Familia, están orientadas a apoyar a los padres para asegurar la sustentabilidad de la tercera economía mundial.

Kishida agregó que en algún punto quiere que el gobierno duplique el gasto que dedica a programas relacionados con la infancia.

«Debemos construir una economía social que de prioridad a la infancia para revertir la (baja) tasa de natalidad», dijo.

Corea del Sur: la tasa de fertilidad más baja del mundo

Corea del Sur tiene desde hace varios un años un récord nada envidiable: se trata del país con la menor tasa de fertilidad del mundo. Por sexto año consecutivo, este cifra se redujo en 2022, a 0.81 hijos por mujer en promedio, de acuerdo con información de la oficina nacional de estadística de este país.. La primera vez que la tasa de fertilidad cayó del 1 fue apenas en 2018.

Los pronósticos de especialistas señalan que esta tasa bajará del 0.8 en 2022, mientras los altos costos de la vivienda siguen desalentando a muchas personas a tener hijos.

Esto está muy lejos de la tasa de fertilidad de remplazo de 2.1 hijos por mujer, es decir, de la cantidad necesaria para que la población se mantenga del mismo tamaño sin la necesidad de población.

La situación no siempre fue así en Corea del Sur. De manera muy parecida a lo que ocurría en China, durante la segunda mitad del siglo XX, el gobierno coreano comenzó a preocuparse con la enorme cantidad de nacimientos que se estaban registrando y que produjeron un aumento exponencial de la población.

Aunque no de manera tan estricta como la política del hijo único de China, Corea del Sur comenzó a implementar medias para reducir su casa de nacimiento.

“En las décadas de 1960 y 1970, el gobierno estableció objetivos para el tamaño de la familia. A los surcoreanos se les dijo que incluso dos son muchos’. La esterilización estaba subvencionada”, señala la revista The Economist.

Esta política fue bastante exitosa. Desde 1970, cuando se alcanzó una tasa de fertilidad de 4.53 hijos por mujer, esta ha ido disminuyendo. Las reducciones más significativas ocurrieron en la década de 2000, cuando el país vivió una crisis económica.

Sin embargo, el gobierno comenzó a preocuparse por la baja en el número de nacimientos y desde 2006 ha buscado elevar el número de nacimientos. Entonces, las autoridades coreanas intentaban que la tasa de fertilidad pasar de 1.2 a 1.6 hijos por mujer en edad reproductiva con un aumento en los subsidios para el cuidado infantil y una reducción de los impuestos para la familia.

Estas medidas no han sido efectivas, ante una situación económica cada vez más exigente para quienes deciden ser padres.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News