- Advertisement -spot_img
14.8 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

Coxabengoa ampliará capital y negocia nueva financiación con bancos y fondos

- Advertisement -spot_img

Coxabengoa, la nueva denominación del Grupo Cox tras la adquisición de Abengoa, acometerá una ampliación de capital en los próximos meses por un importe superior a los 100 millones de euros con el objetivo de reforzar su balance y dar el salto al mercado continuo. El grupo que preside Enrique Riquelme ha elaborado un nuevo plan estratégico en el que proyecta fuertes crecimientos de los resultados operativos en las cinco divisiones que componen ahora, tras la compra de la ingeniería sevillana, el grupo: energía, agua, infraestructuras, servicios y tecnología.

Para desarrollar esta etapa expansiva, la compañía negocia con los bancos, tanto nacionales como internacionales, la concesión de un crédito de aproximadamente 150 millones de euros, así como la ampliación de los avales bancarios desde los 200 millones actuales hasta el entorno de los 300 millones. También trabaja con las aseguradoras para aumentar sus avales de 200 a 300 millones. Y, además, ha sellado sendos acuerdos con dos fondos, uno europeo y otro norteamericano, para inyectar capital preferente (preferred equity) e invertir, respectivamente, 500 millones en nuevos proyectos de agua y otros 500 millones en líneas de transmisión y subestaciones en Europa, en ambos casos en régimen de concesión.

Coxabengoa, focalizada en la construcción y operación de plantas, inicia su nueva andadura sin deuda con recurso y con una posición de caja de 150 millones de euros, según destacan en un encuentro con elEconomista.es Riquelme y el recién nombrado consejero delegado Ignacio Moreno. Por ahora, Coxabengoa Energy, la sociedad que ha integrado los activos energéticos de Abengoa, cotiza en el el BME Growth, mientras que su filial Cox Energy América lo hace en la Bolsa de Valores de México. El objetivo de la compañía para el próximo año es dar el salto al mercado continuo. Para ello, ejecutará una ampliación de capital de más de 100 millones de euros. Con ello logrará incrementar el free float desde el 10% que tiene en la actualidad hasta al menos el 25% que exige BME para cotizar en el continuo.

Actualmente el capital de la matriz, Coxabengoa, se reparte entre el propio Riquelme, quien a través de Inversiones Riquelme Vives ostenta el 86%, Alberto Zardoya, con el 9% y Hermandad Nacional de Arquitectos (HNA), con el 5%. La compra de Abengoa se ha realizado con recursos propios de la compañía y de estos accionistas. Además, destaca Riquelme, no ha sido necesaria la venta de ningún activo de la firma andaluza y en su hoja de ruta tampoco figuran desinversiones, más allá de la rotación de instalaciones habitual que realiza Cox Energy.

Desde que el pasado 18 de abril el juez optara por la oferta de Cox para adquirir Abengoa, la plantilla se ha incrementado en alrededor de 1.700 personas, de manera que se ha pasado de 9.905 trabajadores a más de 11.000. Y la previsión es que al cierre de año se hayan sumado más de 2.000 empleados. Entre las incorporaciones, además de Ignacio Moreno, quien en los últimos años se desempeñó como CEO de Credit Suisse en Iberia, destaca las del hasta ahora CEO de Eleia Energía, Miguel Ángel Fernández, para dirigir el área de Agua. Además, según resalta Riquelme, la compañía está recuperando a profesionales que habían salido de Abengoa en los últimos años. La presencia de Coxabengoa se extiende a 30 países, con el foco prioritario en Europa, Norteamérica, América Latina y África. Revisará la presencia en otros mercados como India y algunos países africanos.

El plan estratégico 2023-2027 contempla que las cinco divisiones de Coxabengoa, que son independientes para «segmentar posibles riesgos, aunque aprovecharán sus sinergias», señala Riquelme, generarán unos ingresos conjuntos de 751 millones de euros en 2023, aunque el presidente indica que dada la evolución de estos meses se llegará a los 1.000 millones. Prevé escalar a 1.221 millones en 2024, a 2.119 millones en 2025, a 2.703 millones en 2026 y a 3.039 millones en 2027. En términos de resultado bruto de explotación (ebitda), la proyección es cerrar el presente ejercicio con 119 millones, con las cinco divisiones en positivo, y elevarlo a 182 millones en 2024, a 371 millones en 2025, a 532 millones en 2026 y a 605 millones en 2027. Es decir, en cuatro años prevé multiplicar por cuatro la cifra de negocio y casi por 10 el ebitda.

Ofensiva en licitaciones

Por divisiones, Energía tiene el mayor peso, con 254 millones de ingresos y 64 millones de ebitda en 2023 y previsión de 1.255 millones y 431 millones, respectivamente, en 2027. El negocio de agua crecerá de 127 millones en ventas este año a 715 millones en cinco ejercicios, y de 43 millones en ebitda a 99 millones. Y, la tercera pata, el área de infraestructuras (líneas de transmisión eléctrica, principalmente), pasará de 289 millones ingresados en 2023 a 772 millones en 2027 de un ebitda de 4 millones a 42 millones.

Coxabengoa parte con un nivel de contratación previsto en 2023 por encima de los 500 millones, que se elevará a 1.691 millones en 2024 y a 2.553 millones en 2027. En su cartera cuenta con seis concesiones en operación, tres de energía y tres de agua. Desde el 18 de abril, Coxabengoa ha licitado por 204 contratos con un valor de 3.770 millones, destacando la división las áreas de energía, con 1887 millones, e infraestructuras en países como Brasil, Argentina y Chile, con 1.851 millones.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News