- Advertisement -spot_img
28 C
New York
viernes, mayo 24, 2024

El Banco de Inglaterra sube los tipos en 0,25 puntos para llevarlos a máximos de 2008

- Advertisement -spot_img

El Banco de Inglaterra (BoE) ha cumplido con el guion. El instituto monetario ha subido los tipos por decimosegunda vez consecutiva en su particular batalla para frenar una inflación galopante. El incremento ha sido de 25 puntos básicos. Tanto los mercados financieros como los economistas esperaban un aumento de 0,25 puntos porcentuales hasta el 4,5%. Las previsiones se han cumplido y, de este modo, el precio del dinero alcanza máximos no vistos desde 2008.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia que comenzó en febrero de 2022 fue la gota que colmó el vaso de una inflación que ya estaba a punto de rebosar tras la batería de políticas monetarias y fiscales expansivas que llegaron tras la crisis del covid.

Las últimas cifras oficiales mostraron que el índice general de precios al consumidor (IPC) se ubicó en marzo en el 10,1% interanual en Reino Unido, alimentado la mayor subida del precio de los alimentos en 45 años.

Es probable que al Banco de Inglaterra también le preocupe que los aumentos salariales sean superiores a los esperados, lo que podría cronificar la inflación subyacente. De este mismo riesgo habló en ayer miércoles Christine Lagarde, presidenta del Banco Central Europeo, que mostró su preocupación por las negociaciones salariales en países como España o Alemania, donde los acuerdos están suponiendo incremento de los sueldos históricos.

Según ha declarado el propio BoE en el comunicado, «se espera que el PIB del Reino Unido se mantenga estable durante la primera mitad de este año (…). Pese a todo, la actividad económica ha sido menos débil de lo esperado en febrero, y el Comité ahora considera que es probable que el camino de la demanda sea sustancialmente más fuerte de lo esperado en el Informe de febrero».

¿Qué hará el BoE con los tipos en las próximas reuniones?

A diferencia de otros bancos centrales, el comunicado ha recalcado que «si hubiera evidencia de presiones de precios más persistentes, entonces se requeriría un mayor endurecimiento de la política monetaria«, lo que abre la puerta a que el BoE sea junto al BCE el único banco central que suba tipos en los próximos meses.

La frase del comunicado antes citada es la misma que la usada por el organismo monetario británico en su comunicado de marzo (tras la anterior reunión), que entonces fue interpretado por los analistas como que el Banco de Inglaterra dejaba la puerta abierta a una pronta pausa en las alzas de tipos que, por ahora, no se ha producido. «Mantiene abiertas sus opciones para futuras reuniones», considera James Smith, analista de ING Economics.

«Sin embargo, si rascamos bajo la superficie, hay indicios de que este ciclo de endurecimiento está llegando a su límite. Los responsables de la política monetaria suelen remitirse a las previsiones de inflación para dentro de dos años, el horizonte temporal en el que los tipos de interés tienen su mayor impacto. Y, como vimos en la última serie de previsiones de febrero, el Comité ve la inflación muy por debajo del objetivo, en torno al 1%, a mediados de 2025, y esto es así independientemente de que los tipos de interés sigan la senda esperada por los mercados financieros o de que se mantengan fijos en el 4,5%», recuerda este experto.

La mejora de las perspectivas refleja un crecimiento global más fuerte, precios de energía más bajos, el apoyo fiscal en el presupuesto y la posibilidad de que un mercado laboral ajustado conduzca a un menor ahorro por precaución por parte de los hogares.

Si bien hay indicios de que el mercado laboral de Reino Unido ha comenzado a relajarse, se espera que se mantenga más ajustado. Ahora se prevé que la tasa de desempleo se mantenga por debajo del 4% hasta finales de 2024, antes de aumentar durante la segunda mitad del período de pronóstico alrededor del 4,5%.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News