- Advertisement -spot_img
25.7 C
New York
jueves, mayo 23, 2024

El BCE aprobó “por un consenso muy amplio” la subida de los tipos de interés en junio

- Advertisement -spot_img

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) aprobó “por un consenso muy amplio” la subida de los tipos de interés de un cuarto de punto, hasta el 4% en junio.

Las actas de la reunión, publicadas este jueves, muestran que algún miembro hubiera preferido un incremento de medio punto porcentual por el riesgo de inflación.

El Consejo de Gobierno enfatizó que las decisiones se debían tomar en cada reunión según sean los datos económicos porque hay mucha incertidumbre en la medida que los tipos de interés se acercan al nivel máximo en este ciclo alcista.

Además, el BCE también aprobó por “un consenso muy amplio” finalizar las reinversiones de los bonos adquiridos con el programa de compras de activos (APP) a partir de julio, aunque algún miembro también hubiera preferido posponer la decisión hasta que hubieran analizado los efectos en la liquidez de los bancos de la devolución anticipada en junio de las inyecciones de liquidez a muy largo plazo.

LA INFLACIÓN PODRÍA SUBIR MÁS

El BCE considera que hay riesgos al alza para la inflación, pero también a la baja.

La inflación podría subir más si aumentan los costes de la energía y los alimentos, por los efectos de la guerra de Ucrania o si los aumentos salariales o de los márgenes de beneficio son más elevados de lo anticipado.

El BCE observa que los acuerdos salariales en algunos países de la zona del euro han añadido riesgos al alza para la inflación general y la subyacente, la que descuenta la energía y los alimentos.

Las presiones salariales “se vuelven una fuente cada vez más importante de inflación”, según las actas.

La compensación por empleado ha aumentado un 5.2% y los salarios negociados han subido un 4.3 en el primer trimestre en la zona del euro, según datos del BCE.

Además, añade la entidad, “algunas empresas en algunos sectores han podido mantener los beneficios relativamente elevados, especialmente donde la demanda ha superado la oferta”.

El BCE observa que el principal problema que tienen las empresas es encontrar personal cualificado y por ello, mientras se mantenga este problema, la creación de empleo estará acompañada de presiones salariales.

Dado que en Europa la fijación de los salarios es escalonada y los contratos son a largo plazo, “el impacto de los salarios más elevados se extendería a lo largo de muchos años”.

El mercado laboral en la zona del euro es fuerte, ha creado casi un millón de nuevos empleos en el primer trimestre y la tasa de desempleo se mantuvo en un mínimo histórico del 6.5% en abril.

El elevado empleo apoya la demanda y crea presiones salariales más fuertes.

LA INFLACIÓN PODRÍA CAER CON MÁS RAPIDEZ

Sin embargo, “nuevas tensiones en los mercados financieros podrían bajar la inflación más rápido de lo previsto”, según el BCE en las actas.

Además, si la demanda baja en la medida que las subidas de los tipos de interés llegan a la economía real, también podrían bajar los precios a medio plazo.

Asimismo, la inflación podría bajar más rápidamente, si la caída de los precios de la energía y la ralentización de la subida de los precios de los alimentos se pasa a otros bienes y servicios más rápidamente de lo previsto.

LOS GOBIERNOS DEBEN RETIRAR LOS APOYOS CUANDO LA CRISIS ENERGÉTICA REMITA

El BCE considera también que los gobiernos deben retirar rápidamente y de una manera concertada las medidas de apoyo público cuando la crisis energética remita para evitar más presiones al alza sobre los precios a medio plazo, que exigirían más subidas de los tipos de interés.

El crecimiento económico de la zona del euro podría bajar por la guerra de Ucrania y si aumentan las tensiones geopolíticas porque podrían fragmentar el comercio global, o si aparecen nuevas tensiones financieras que incrementan más los tipos de interés en los mercados y reducen la confianza.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News