- Advertisement -spot_img
13.5 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

El Ibex se encamina a cerrar su enero más alcista de los últimos 22 años

- Advertisement -spot_img

Los más crédulos en aforismos bursátiles ya se están frotando las manos este año. De ser verdad la máxima de que a un enero alcista le sigue un año alcista, este ejercicio ya contaría con los mejores augurios. Tanto, que echando la vista atrás hace falta remontarse más de dos décadas para encontrar un primer mes de ejercicio con más ganancias que el actual en el Ibex, que avanza un 9,97% a tan solo una sesión de darse por concluido.

Fue en el año 2011 la última vez que la referencia española logró cerrar enero con ganancias similares a las actuales (del 9,6%), a falta de una sesión. Sin embargo, aquí el mencionado dicho bursátil no se hacía realidad y el Ibex cerraba el año con pérdidas del 13%. Y es necesario retroceder otros 10 años más, hasta 2001, para ver al Ibex batir estas ganancias, al culminar el primer mes del ejercicio con un alza del 11,05%, el mayor desde que hay registros.

De hecho, el índice español ya se ha comido todas las ganancias para 2023 que se pronosticaban a finales del año 2022, cuando el mercado fijaba un 9,8% de expectativa de rentabilidad para el año en curso. Este cálculo se extrae a través de la inversa del PER (la ratio que mide las veces que el beneficio previsto se recoge en el precio de la acción).

El arreón de este intervalo no es exclusivo del club de las 35. En clave europea, el EuroStoxx engorda aún más este hito y de momento anota el enero más alcista de su historia, con un avance del 9,6% Lo mismo ocurre con el Cac francés, que a un día de dar por acabado el mes ya marca el enero con más ganancias desde que hay datos. Para llegar al enero más alcista de la principal plaza italiana hay que remontarse hasta 1998. El Dax alemán, sin embargo, es el que tiene más cerca su marca, ya que en 2015 se anotaba un alza del 9,06% frente a la 8,6% actual.

Al otro lado del charco, el Nasdaq tecnológico se une a la fiesta, y no veía uno con más ganancias desde que cerró en 2001 –en plena burbuja de las puntocom– con un alza del 10,7%. El S&P 500 sigue a remolque del resto de principales plazas, y fue en 2019 cuando superó las ganancias actuales, con un 7,9%.

Importantes datos ‘macro’
De la misma manera que los índices de ambos lados del Atlántico terminaban los últimos días de la semana pasada con gran optimismo tras la publicación del PIB estadounidense del último trimestre de 2022 (creció un 2,9%, más de lo esperado por el mercado), el arranque de ésta se ha visto teñido de rojo por una inesperada contracción en la economía alemana –la mayor de la eurozona–, con un -0,2% para el cuarto trimestre del año pasado, que abre la puerta a una posible recesión.

Unos descensos que frenan el buen ritmo de las principales plazas, pero se mantiene la ventaja frente a otros eneros. Las miradas están ahora puestas en la oleada de presentación de resultados de los próximos días –donde también se expondrán algunas importantes perspectivas para el año y con especial peso de las cuentas de las tecnológicas americanas–, así como en las reuniones del 1 y 2 de febrero de los dos bancos centrales más importantes del mundo, la Fed y el BCE.

La ‘llave’ de Wall Street
Después de que el Ibex alcanzara los añorados 9.000 puntos el pasado jueves –niveles que no veía desde noviembre de 2021–, tanto la plaza española como el EuroStoxx podrían encarar subidas adicionales del 6% si Wall Street bate la resistencia de los 4.100 puntos. Así lo explica Joan Cabrero, asesor técnico de Ecotrader: «Para que ese desacato o animalada tome cuerpo, vengo insistiendo desde hace semanas que es necesario que el S&P 500 logre romper la directriz bajista que viene guiando de forma milimétrica la fase bajista durante el último año, para lo cual debe batir la resistencia de los 4.100 puntos».

En este caso, el analista advierte que «se abriría la puerta a una más que probable subida hacia la zona de máximos que alcanzaron las bolsas norteamericanas el pasado mes de agosto, que en el caso del S&P 500 se localiza en torno a los 4.325 puntos, lo que daría un margen de subida adicional del 6% y que encajaría a la perfección con una vuelta de las bolsas del Viejo Continente a los máximos del año pasado», finaliza.

Respecto a la previsión de ganancias de las bolsas europeas, pese a las caídas bursátiles, el año pasado también dejó crecimientos en torno al 20%. Para este ejercicio, desde Renta 4 explican que «las bolsas corrigen en torno a un 10% en Europa, lo que deja a los mercados europeos a valoraciones que descuentan una recesión inminente».

Así, desde la entidad añaden que «los tipos de interés [en el 2% en Europa], aunque bastante mayores que los de finales de 2021, siguen siendo muy bajos en términos históricos, lo que creemos que seguirá incentivando la inversión y no dañará demasiado el poder adquisitivo de los consumidores. El mercado descuenta un año sin crecimiento de los beneficios, lo que implica contracción de márgenes (…). La capacidad de gestión de los costes y de los precios por parte de las compañías europeas será clave para volver a sorprender al mercado con mayores crecimientos de los beneficios de los que se estiman para 2023», concluyen.

El turismo y el ‘retail’, al alza en Europa
El sector del turismo y los viajes europeo ha arrancado el año con energía, ya que es el segundo que más gana dentro del Stoxx 600 –solo por detrás del ‘retail’–, con sendas subidas del 15% y del 16%. En clave española estas alzas se reflejan con nitidez, ya que, entre las diez compañías más alcistas del Ibex en el primer mes del año (ver gráfico), cuatro de ellas pertenecen a esta industria, con la aerolínea angloespañola IAG en cabeza con un avance de más del 37%.

De vuelta al segmento ‘retail’ europeo, además de ser el sectorial líder del año, marca su mes más alcista desde que hay registros. Zalando (28%), JD Sports (27%) y Howden Joinery (20%) son las que más avanzan dentro del sectorial.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News