- Advertisement -spot_img
14.1 C
New York
viernes, abril 12, 2024

El Nasdaq amenaza con expulsar a la tienda de ropa de Messi tras su desplome en Bolsa

- Advertisement -spot_img

Para MGO Global, una empresa de Fort Lauderdale (Florida) que comercializa ropa de la marca Messi, el escenario no podría parecer mejor. En plena vigencia del contrato para usar su nombre, Argentina se coronó campeona del mundo de la mano de su estrella. Luego, Lionel Messi fichó por el Inter de Miami, desatando una fiebre sin precedentes por el fútbol en Estados Unidos. Sin embargo, la empresa ha sido incapaz de rentabilizar la notoriedad del futbolista, se ha instalado en las pérdidas y se ha desplomado en Bolsa desde la inflada valoración con que se estrenó. Ahora, el Nasdaq ha amenazado con expulsar a la compañía del mercado tras el hundimiento de sus acciones.

La lectura atenta del folleto de salida a Bolsa, en el que Messi aparecía citado más de 300 veces, ya permitía dudar de que el precio de colocación reflejase el valor de la compañía. Se trataba de una pequeña empresa de cuatro empleados en la que sus fundadores y accionistas habían invertido en total algo más de cuatro millones de dólares antes de su estreno en el mercado y que sufría pérdidas recurrentes. Al precio de 5 dólares por acción de su oferta pública, MGO Global pasaba a estar valorada en unos 58 millones de euros. Eso, a pesar de que la compañía reconocía en su folleto de salida a Bolsa que existían “dudas sustanciales” sobre su “capacidad para continuar como empresa en funcionamiento” por sus pérdidas recurrentes históricas.

Esas pérdidas han continuado. Mientras Adidas se las veía y se las deseaba para satisfacer la demanda desatada de camisetas del Inter de Miami, la moda al estilo Messi no ha calado. La empresa duplicó las pérdidas en el segundo trimestre. Las ventas de la ropa de Messi se duplicaron con creces, pero desde niveles tan raquíticos que ni siquiera cubren los pagos al futbolista por usar su nombre. La compañía, en busca de volumen, ha incorporado una nueva línea de negocio con la venta de astas para banderas, pero que también genera pérdidas.

Messi cedió su nombre e imagen a cambio de un acuerdo por el que cobra un royalty del 12% de las ventas de ropa de su marca que facture MGO, pero se garantiza un mínimo de cuatro millones de euros por un contrato que tiene una duración de tres años y no está sujeto a renovación automática. El contrato expira a finales de 2024.

Tras la publicación de resultados trimestrales en agosto, la cotización se hundió y no ha levantado cabeza. Las acciones se intercambian a 0,58 dólares por título este martes, un 88% por debajo del precio de colocación en Bolsa. La sociedad tiene un valor de poco más de ocho millones de dólares, pese a que captó más de cinco millones en la salida a Bolsa.

El Nasdaq envió una carta a la empresa la semana pasada en la que se indicaba que, durante el periodo de 30 días hábiles consecutivos comprendido entre el 7 de septiembre de 2023 y el 18 de octubre de 2023, las acciones de la compañía no habían mantenido el precio mínimo de cierre de un dólar requerido para seguir cotizando en el Nasdaq Capital Market. Eso supone una amenaza de expulsión, aunque de momento se ha concedido a la empresa un plazo inicial de 180 días naturales, hasta el 16 de abril de 2024, que puede ser prorrogado, para volver a cumplir con ese requisito. Lo puede lograr, en teoría, mediante la revalorización de las acciones o la reagrupación de las mismas.

“Si la empresa no puede volver a cumplir el requisito [durante los plazos concedidos], las acciones ordinarias de la empresa estarán sujetas a exclusión de cotización”, reconoce MGO Global en un escrito registrado ante la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC). En él, añade que “la sociedad está evaluando actualmente sus opciones para volver a cumplir los requisitos”, pero que “no puede garantizarse” que vuelva a cumplir esa regla o que siga cumpliendo cualquiera de los demás requisitos de cotización.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News