5.6 C
New York
sábado, marzo 2, 2024

El sorpasso del yuan al dólar en los pagos transfronterizos en China marca un punto de inflexión

- Advertisement -spot_img

En la escena internacional y teniendo en cuenta el conjunto global de transacciones comerciales y financieras, el dólar sigue siendo el rey. Sin embargo, cada vez son más los signos, las pistas  las tendencias nacientes que amenazan esta hegemonía y que ponen en duda el reinado del dólar en el futuro. La última se ha producido recientemente: el yuan chino o renminbi ha superado al dólar por primera vez en los pagos transfronterizos de China.

El yuan se ha convertido en marzo en la moneda más utilizada para transacciones transfronterizas en China, superando al dólar por primera vez desde que hay datos, según han revelado datos oficiales, lo que refleja los esfuerzos de Pekín para internacionalizar el uso del yuan.

El propio Fondo Monetario Internacional publicó en marzo de este año un informe en el que advertía del rápido cambio que están sufriendo los pagos transfronterizos. No es cuestión de alarmar, puesto que el dólar sigue dominando, pero la incipiente irrupción de divisas como el yuan pueden ser el principio de algo importante a medio y largo plazo.

El paper publicado por el FMI señalaba que «aunque el uso global de monedas diferentes al dólar estadounidense y el euro para pagos transfronterizos sigue siendo limitado, los rápidos cambios tecnológicos (por ejemplo, dinero digital) o geopolíticos pueden acelerar un cambio de régimen hacia un sistema monetario internacional multipolar o más fragmentado… nuestros datos sugieren que un sistema monetario internacional sustancialmente más fragmentado parece poco probable a corto y medio plazo, puesto que el impacto de las nuevas tecnologías sigue siendo muy incierto, pero el desenlace de acontecimientos geopolíticos mucho más rápido de lo esperado podrían acelerar la transformación del sistema monetario internacional hacia la multipolaridad».

Por ahora, los datos oficiales a los que ha tenido acceso Bloomberg Reuters revelan que los pagos y recebos de dinero transfronterizos en yuanes aumentaron hasta marcha un nuevo récord de 549.900 millones de dólares en marzo, desde los 434.500 millones de dólares del mes anterior, según un cálculo de Reuters basado en datos de la Administración Estatal de Divisas.

El yuan se utilizó en el 48,4% de todas las transacciones transfronterizas, según los propios cálculos de Reuters, mientras que la participación del dólar cayó al 46,7%, desde el 48,6% del mes anterior. El volumen de transacciones transfronterizas cubre tanto la cuenta corriente (importaciones y exportaciones de bienes y servicios) como la de capital (recoge las transferencias de capital).

El principio del plan de China

China ha estado promoviendo durante años el uso del yuan para liquidar operaciones transfronterizas, dentro de lo que se considera un plan mucho más ambicioso para internacionalizar el uso de su moneda. Sin embargo, Pekín está teniendo ciertos problemas para que sus planes se desarrollen rápido, puesto que su economía no se rige estrictamente por los dogmas del mercado y la libre circulación de activos financieros. Sin una apertura total de la balanza financiera, resulta complicado que todos los agentes tengan acceso a yuanes de forma rápida y sencilla.

Por todo ello, y pese al fuerte crecimiento experimentado en los últimos meses, el uso del yuan en la financiación del comercio mundial sigue siendo bajo, aunque ha mostrado aumentos constantes.

El informe del FMI señala que la configuración monetaria para los pagos transfronterizos sigue dominada por el dólar estadounidense y el euro. «Aunque hay más de 150 monedas en el mundo que se consideran de curso legal, los pagos transfronterizos se concentran principalmente en una pequeña cantidad de monedas».

Según los datos del instituto monetario, a finales de 2021, el dólar estadounidense representaba alrededor del 40% de los flujos transfronterizos de Swift, seguido de cerca por el euro. Algunas otras monedas, la libra esterlina, el yen japonés, el dólar australiano, el dólar de Hong Kong y el dólar canadiense, también tienen una participación de más del 1%. El renminbi chino (RMB), la única moneda de reserva emitida por un mercado emergente, también ha cobrado fuerza en los últimos años con un aumento de su participación de alrededor del 2,5%, aseguran los economistas del FMI Hector Perez-Saiz, Longmei Zhang, and Roshan Iyer.

Actualmente, los pagos internacionales se realizan principalmente a través de intermediarios financieros, como bancos e infraestructuras financieras transfronterizas. La Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (Swift) es la principal plataforma de ‘mensajería’ global para transacciones bancarias transfronterizas y cuenta con una membresía de más de 11.000 instituciones en más de 200 países y territorios.

No obstante, hay otra red que está ganando adeptos. «Además de Swift, China, India y Rusia también han desarrollado sus propias infraestructuras financieras para pagos transfronterizos, como CIPS, UPI y SPFS. No obstante, el número de bancos participantes en estas plataformas alternativas sigue siendo limitado y su participación de mercado es muy pequeña», sostiene el informe del FMI.

Poro otro lado, «con el uso cada vez mayor de los criptoactivos en las transacciones transfronterizas, en particular para las remesas, han surgido proveedores de pago alternativos basados en la tecnología blockchain», sentencia el paper del FMI. Ninguna de estas alternativas es todavía rival del dólar, pero sí es noticiable, puesto que hace unos años estas alternativas o eran insignificantes o ni siquiera existían.

«Por ejemplo, bitcoin se ha convertido en una forma popular de realizar transacciones internacionales, particularmente en países con altas tasas de inflación o monedas débiles. Aunque las divisas digitales siguen siendo una parte relativamente pequeña del sistema financiero mundial, su aumento representa un desafío importante para el dominio del dólar estadounidense. Países de todo el mundo están intentando suprimir este sistema alternativo», asegura Rubert Burrows, gestor de fondos de renta fija en M&G. Ahora sí, el dólar empieza a tener rivales con los que competir, incluso el oro podría convertirse en un problema si la banca central de países clave sigue deshaciéndose de dólares para comprar toneladas de oro.

La decadencia del dólar

Por otro lado, está el cada vez menor peso de EEUU en el PIB global, una tendencia que parece imparable y que afecta a su vez al comercio internacional. «EEUU ha visto disminuir su peso en el comercio mundial en las últimas décadas. Aunque la economía de EEUU sigue siendo la más grande del mundo, otros países, particularmente China, se están poniendo al día rápidamente. Como resultado, el dólar se está volviendo menos importante en el comercio internacional», asegura Burrows en una nota para clientes. El peso del dólar en las reservas de los bancos centrales ha caído por debajo del 60%, según los últimos datos disponibles.

Los países que se suben a la ola del yuan siguen aumentando. China es ahora el mayor socio comercial de decenas de países alrededor del mundo (lo era incluso de Ucrania antes de la guerra). Muchos de esos países están empezando a usar sus propias monedas en lugar del dólar americano para sus transacciones bilaterales. La Unión Europea también es un bloque comercial importante, con el euro ahora como una moneda internacional importante.

-Rusia. El comercio bilateral entre China y Rusia en 2022 aumentó un 34% hasta los 190.000 millones de dólares (1,3 billones de yuanes), un nuevo récord. Ambos países han acordado usar el yuan para sus intercambios.

-Brasil e India. El comercio bilateral entre China y Brasil alcanzó los 150.000 millones en 2022, un nuevo récord que también ha venido de la mano de un acuerdo para intensificar el uso de sus monedas en los intercambios. El comercio bilateral China-India se situó en 135.000 millones en 2022, un nuevo récord.

-Argentina. Argentina comenzará a pagar las importaciones chinas en yuanes en lugar de dólares, según ha anunciado el gobierno este mismo miércoles. En abril, Argentina tiene como objetivo pagar alrededor de 1.000 millones de dólares de importaciones chinas en yuanes en lugar de dólares.

¿Pérdida de confianza en EEUU?

«Otro factor que contribuye al declive de la hegemonía del dólar es la menor confianza en la economía estadounidense. La crisis financiera de 2008 y la recesión posterior impactaron significativamente en la economía mundial y muchos países perdieron la confianza en el sistema financiero de EEUU. Esto ha llevado a un giro paulatino hacia monedas alternativas, como el euro y el yuan chino, ya que los inversores buscan activos más estables y diversificados», señala Burrows.

«También, las sanciones estadounidenses a Rusia han contribuido al declive de la hegemonía del dólar. EEUU ha utilizado su posición como principal moneda de reserva del mundo para imponer sanciones económicas a países con los que no está de acuerdo, como Irán y Rusia. Esto ha llevado a varios países a buscar alternativas al dólar estadounidense y realizar operaciones comerciales en otras monedas», sentencia el experto de M&G.

«En conclusión, el dominio del dólar estadounidense como moneda de reserva principal del mundo está disminuyendo. Aunque el dólar sigue siendo la moneda más utilizada para el comercio y las finanzas internacionales, otras divisas como el euro o el yuan chino están ganando importancia. Además, el auge de las monedas digitales y las tensiones geopolíticas también están contribuyendo al declive de la hegemonía del dólar. Aunque es probable que el dólar siga siendo una moneda global importante en el futuro previsible, sus días como el REY de las monedas están contados«, concluye Burrows.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News