13.3 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Esta es la cotización a la Seguridad Social mientras cobras un subsidio para mayores de 52 años

- Advertisement -spot_img

El subsidio para mayores de 52 años es, por sus características y particularidades, la más destacada a nivel asistencial de todas las ayudas y prestaciones que paga y gestiona el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El cobro de este subsidio entraña una serie de ventajas que no tienen otras ayudas del mismo tipo porque el destinatario del mismo tiene un perfil muy diferente: personas cercanas a la edad ordinaria de jubilación que, al menos en teoría, tienen muchas más dificultades que otros trabajadores para conseguir un nuevo puesto de trabajo.

Es por eso que el sistema de desempleo garantiza a las personas que cobran el subsidio una protección extra con el objetivo de asegurarles una cuantía suficiente en la pensión de jubilación. Es ahí donde entra en juego un aspecto clave: el de las cotizaciones a la Seguridad Social.

A diferencia del resto de subsidios, con el subsidio para mayores de 52 años sus beneficiarios mantienen las cotizaciones a la Seguridad Social. Tal y como explica el SEPE en su página web, «la entidad gestora (Servicio Público de Empleo Estatal o Instituto Social de la Marina) ingresará las cotizaciones a la Seguridad Social correspondientes a la jubilación».

Tan importante como la cotización es la base de cotización por la que cotizarán los beneficiarios mientras perciban el subsidio. En ese sentido, el SEPE informa de que «la base de cotización por jubilación será el 125% del tope mínimo de cotización vigente en cada momento».

Estas cotizaciones tienen un carácter indefinido, al menos hasta que el trabajador consiga un nuevo empleo o alcance la edad ordinaria de jubilación, el mismo límite al cobro del subsidio para mayores de 52 años.

Por qué son tan importantes las cotizaciones con el subsidio para mayores de 52 años

La razón por la que la cotización a la Seguridad Social hace del subsidio para mayores para mayores de 52 años una ayuda tan importante es que evita al trabajador la pérdida de grandes cantidades de dinero en la cuantía de su futura pensión de jubilación, ya que compensa el impacto de los periodos sin trabajar (cotizando en un trabajo por cuenta propia o ajena).

Todo se debe a que el método de cálculo de las pensiones de jubilación de la Seguridad Social tiene en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años previos a la jubilación para obtener el importe de la base reguladora. A menos años cotizados (aunque se puede usar la integración de lagunas para rellenar periodos sin cotizar con bases ficticias), menos bases de cotización, menos base reguladora y, por lo tanto, una menor pensión de jubilación.

Además, también importan los años cotizados por el trabajador y que, con el cobro del subsidio, siguen contando. El número de años cotizados va otorgando al trabajador porcentajes de la base reguladora para conformar su pensión de jubilación definitiva: a más años trabajados, más porcentaje de base reguladora a cobrar en la pensión.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News