- Advertisement -spot_img
14.8 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

Gasolinas y alimentos moderan la inflación al 3,2% y sitúan la subyacente en su menor nivel desde julio

- Advertisement -spot_img

La inflación retrocedió nueve décimas en mayo hasta el 3,2% interanual. El Índice de Precios de Consumo (IPC) toca su menor nivel desde julio de 2021 mientras el indicador subyacente cedió medio punto, hasta el 6,1%, y anota su cota más baja desde julio de 2022. El avance del precio de los alimentos se suma también a la tendencia descendente tras recortar nueve décimas hasta el 12%, mínimos de un año.

Los datos definitivos publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirman los avanzados a finales de mes y suponen la vuelta a los descensos después del repunte de abril, el mayo en un año.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos apuntan a que «la inflación de los alimentos ha continuado descendiendo en mayo casi un punto gracias a la bajada de los precios de productos básicos como leche, queso, huevos o pescado». Y es que, la caída de los precios en el quinto mes del año se debió principalmente al abaratamiento de los carburantes y de los alimentos mencionados. Pan y cereales también influyeron de manera negativa porque se mantuvieron estables frente al crecimiento del año pasado.

El rally del azúcar casi dobla las abultadas subidas del resto de alimentos

En datos de Estadística, desde mayo de 2022 el producto que más ha encarecido la cesta de la compra es el azúcar (+46,3%) seguido, de lejos, por la mantequilla (+25,2%), el aceite de oliva (+24,7%), la leche entera (+24,3%), las patatas (+23,6%), la carne de porcino (+16,1%), las legumbres y hortalizas frescas y otros preparados alimenticios (+15,8% en ambos casos), y cereales y derivados (+15,5%).

Por debajo del 15%, destaca también el encarecimiento del agua mineral, refrescos y zumos (+14,6%), los productos lácteos (+14,5%), los huevos (+13,2%), los preparados de legumbres y hortalizas (+12,8%), otras carnes (+11,9%), aceites y grasas (+11,6%) y las bebidas alcohólicas (+10,4%).

Como contrapeso, lo que más se ha abaratado este año ha sido el transporte combinado de pasajeros (-47,7%) seguido de la electricidad (-34,9%), otros aceites (-32,6%), los combustibles líquidos (-27,1%) y el transporte de pasajeros en autobús (-24,9%).

Obviando la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en mayo el 3,8%, seis décimas por encima de la tasa general del 3,2%, según indica el IPC a impuestos constantes del INE.

El grupo de transporte redujo más de cuatro puntos su tasa interanual en mayo, hasta el -3,7%, como consecuencia de la caída de los precios de los carburantes para vehículos personales, mientras que el grupo de vestido y calzado recortó su tasa anual tres décimas, hasta el 1,9%, debido a que todos sus componentes elevaron sus precios menos de lo que lo hicieron en mayo de 2022.

En el cálculo del IPC de mayo, la vivienda incrementó en mayo su tasa interanual tres décimas, hasta el -10,5%, ante una disminución de los precios de la electricidad  menor de la anotada un año antes.

El descenso de cinco décimas de la inflación subyacente (la que no incluye alimentos no elaborados ni productos energéticos) hasta el 6,1% la sitúa 2,9 puntos por encima del IPC general. En este caso, desde el Ministerio, atribuyen la caída «a la moderación de los alimentos, de los carburantes y de la electricidad».

Ropa de verano y fruta impiden que los precios caigan en el mes, pero tampoco suben

El avance mensual del IPC (mayo sobre abril) no ha experimentado variación (0,0%) tras tres meses consecutivos de subidas mensuales de precios. En el avance de datos se preveía un retroceso del 0,1%.

Los mayores precios de vestido y calzado (2,3%) ante el cambio de armario para la temporada estival, el incremento de los precios de la fruta y de la carne y la subida en la restauración impidieron el retroceso de los precios en el mes. Contrarrestaron la repercusión negativa de carburantes y lubricantes para vehículos personales y de la electricidad.

Más en detalle, lo que más subió en el mes fueron las frutas (+7%), las patatas (+4,7%) y el calzado de niño (+3,5%) mientras que los paquetes turísticos internacionales (-6,2%), los combustibles líquidos (-6,1%) y el gasóleo (-5,6%) fue lo que más se abarató desde abril.

También hubo retroceso de cara a Europa. El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), el que utilizan las distintas instituciones para la comparativa europea, situó su tasa interanual en el 2,9%, nueve décimas por debajo de la del mes anterior y la mitad del nivel medio de la Eurozona (6,1%).

Desde Economía insisten en destacar que España se mantiene entre los países con menor inflación de la Unión Europea, «lo que mejora la competitividad de las empresas y de la economía española y confirma la eficacia de las medidas aprobadas por el Gobierno».

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News