- Advertisement -spot_img
24.4 C
New York
viernes, mayo 24, 2024

Iberdrola acelera la adquisición de PNMR en EEUU tras vender en México

- Advertisement -spot_img

Iberdrola ha pisado el acelerador para la adquisición de PNM Resources con la intención de crear un gigante de 40.000 millones en Estados Unidos. tras su retirada parcial de México.

La eléctrica sigue dando los pasos necesarios con la intención de cerrar un acuerdo antes del próximo 20 de abril, fecha en la que finaliza la prórroga que ambas empresas se dieron el 3 de enero de 2022 para cerrar la operación y que supondría un broche de oro para la renovación de Ignacio Galán en la junta que la eléctrica celebrará el próximo 28 de abril en Bilbao.

Según indicaron fuentes consultadas por este diario, como consecuencia del retraso de la fusión provocado por el rechazo el 8 de diciembre de 2021 de la Comisión de Nuevo México a la operación, Avangrid ha tenido que solicitar de nuevo varias aprobaciones regulatorias recibidas previamente por parte de la Federal Communications Commission (FCC) y la US Nuclear Regulatory Commission (NRC).

La NRC ha otorgado a la filial de la española una prórroga hasta el 25 de mayo mientras que la FCC ha dado de plazo hasta el 5 de septiembre para que se pueda cerrar la fusión entre ambas empresas. La eléctrica, por contra, no necesitará renovar las aprobaciones del organismo de inversión extranjera (CFIUS), ni del regulador eléctrico federal (FERC), ni de la Comisión de Texas (PUCT) que ya había conseguido previamente. Así, Avangrid ya solo está pendiente de recibir el permiso de la Comisión de Nuevo México a la que ha solicitado que se pronuncie antes del 12 de abril.

La eléctrica retiró su recurso el pasado 8 de marzo y el juzgado espera pronunciarse en los próximos días sobre el cierre del caso ya que ha dado hasta el 7 de abril para presentar alegaciones.

Con la operación encarrilada, ambas empresas podrían llegar a ampliar la prórroga para cerrar con éxito la fusión. De hecho, PNMR ha convocado su junta de accionistas para el 9 de mayo y su presidenta y CEO, Pat Vincent-Collawn sigue defendiendo la operación en su carta a los accionistas.

La eléctrica ha alcanzado en dos años el 90% de su plan de desinversiones
Al mismo tiempo Iberdrola abre una nueva etapa en México tras el enfrentamiento que ha mantenido con el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador a lo largo de los últimos cuatro años. La eléctrica, que ofreció al presidente mexicano invertir en el país según sus políticas energéticas, cuenta con una cartera de 6.000 MW de renovables que aspira a desarrollar en los próximos años, según ha indicado en una presentación con analistas el director de Desarrollo global de la compañía, David Mesonero.

El acuerdo podría permitir a la eléctrica española retomar sus planes de construir 700 MW al año en el país con la intención de superar los 7.000 MW de renovables en el año 2030 pero la compañía también se plantea utilizar el dinero que ha ingresado con la venta para materializar oportunidades de compra tanto en EEUU como en Europa.

La venta del negocio en México facilitaría así mismo los planes de inversión de la eléctrica en PNMR. Tras la venta de las 13 centrales pactada el pasado martes, en un «nuevo proceso de nacionalización», como calificó la operación López Obrador, la compañía tendrá que decidir ahora su ritmo inversor en el país que había dejando prácticamente en suspenso los últimos años.

Iberdrola prevé financiar parte de su plan estratégico con la venta de activos
La venta de activos de Iberdrola supondrá que la compañía ha alcanzado el 90% de su plan de rotación de activos en apenas dos años y convierte a la Comisión Federal de Electricidad mexicana en la primera compañía generadora del país con una cuota que ahora alcanzará el 55% pero que aspira a llegar hasta el 65%.

Según los analistas de Banco Sabadell, la decisión de realizar esta desinversión puede haber influido la visión del actual gobierno de México sobre el modelo energético del país (que perjudicaría a las compañías privadas de generación) aunque la operación encajaría también dentro de la estrategia de Iberdrola anunciada en su Día del inversor de noviembre 2022.

Iberdrola prevé financiar parte de su plan estratégico 2023-2025 (58.000 millones de euros) con la venta de activos (8%) y alianzas estratégicas (7%), aunque solo el ‘enterprise value’ de esta desinversión ya supera ese objetivo.

Iberdrola se libra además definitivamente de la multa de 432 millones de euros
La compañía además ha vendido ya el 49% del parque eólico marino de Wikinger para financiar su desarrollo y en enero notificó el acuerdo con Norges para la venta del 49% de parques renovable en España (en principio, 1.200 MW).

Hasta ahora Iberdrola estaría también buscando socios para activos en Reino Unido (East Anglia Three), Alemania (Baltic Eagle), así como otra cartera de activos en España con el ciclo combinado de Arcos y varios proyectos renovables y la opción de una rotación de activos renovables de EE.UU para incrementar su rentabilidad.

Iberdrola se libra además definitivamente de la multa de 432 millones de euros que el Gobierno mexicano pretendía imponerle por un presunto incumplimiento de la normativa de autoabastecimiento. Según ha indicado la compañía en una reunión con analistas, los problemas regulatorios que la compañía tenía en el país en cuatro centrales se producían principalmente en los activos de los que ahora va a desprenderse y, por lo tanto, dichos asuntos que suponían un riesgo de hasta 800 millones salen del perímetro de la compañía.

La eléctrica española consiguió que en julio del año pasado, un juez federal suspendiera la aplicación de esta elevada sanción: una de las mayores impuestas en la historia del país. El presidente de México, indicó entonces que se trataba de un asunto de la Comisión Reguladora de la Electricidad que «está fundado y tienen que pagar la multa, también pueden acudir a otras instancias y al Poder Judicial, pero de que está fundada la sanción, no tengo duda». La decisión del juez no eximía en aquel momento del pago de dicha sanción ya que la suspensión era simplemente cautelar por el uso de una figura que, según las autoridades, no estaba recogida en la Ley de la Industria eléctrica.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró el martes durante el acto de firma que la venta de cerca del 80% de la potencia instalada de la compañía en el país se trata de una «nueva nacionalización».

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News