13.3 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

Lagarde anticipa un “ligero” aumento de la inflación en los próximos meses

- Advertisement -spot_img

La presidente del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, advirtió este lunes de que la tasa de inflación podría aumentar “ligeramente en los próximos meses” y dijo que mantener los tipos de interés en su nivel actual por un tiempo suficiente ayudará a volver a la estabilidad de precios.

Pese a considerar que “es demasiado pronto para cantar victoria”, la presidenta del BCE aseguró que la política monetaria de la institución está funcionando para rebajar la inflación.

En una audiencia con la Comisión de Economía del Parlamento Europeo, Lagarde explicó que el BCE espera que sigan suavizándose las presiones inflacionistas, “aunque la inflación general podría aumentar de nuevo ligeramente en los próximos meses, sobre todo debido a algunos efectos de base”.

“La perspectiva de inflación a medio plazo sigue rodeada de una considerable incertidumbre”, añadió Lagarde, tras recordar que la tasa de inflación general en la eurozona cayó hasta el 2.9% y la subyacente -que excluye energía y alimentos por ser los componentes más volátiles- bajó al 4.2% en octubre.

La presidente del BCE indicó que esperan que los salarios sigan siendo un “factor fundamental” que impulse la inflación doméstica, sobre todo como resultado de la inflación pasada, mientras que los beneficios empresariales, que representaron buena parte de las presiones alcistas recientemente, “ahora se está debilitando”.

Consideró que se está produciendo un reequilibrio entre la contribución de los salarios y los beneficios al aumento de precios: el escenario base que maneja el emisor prevé que los salarios sigan subiendo para “ponerse al día” con la inflación y que la situación en el mercado laboral lleve a una reducción del margen de beneficios que contribuyó “significativamente” a la inflación en 2022.

Lagarde reiteró que el BCE está “decidido” a asegurar que la inflación vuelva de modo “oportuno” al objetivo del 2% a medio plazo y que la institución espera que mantener los tipos de interés en los niveles actuales por una duración “suficientemente larga” contribuirá “sustancialmente” a restaurar la estabilidad de precios.

En este sentido, aseguró que los tipos de interés seguirán en niveles “suficientemente restrictivos por tanto tiempo como sea necesario” y que el BCE decidirá sobre su evolución basándose en los datos sobre las perspectivas de inflación, la inflación subyacente y la transmisión de su política monetaria.

“No es momento de empezar a cantar victoria. Tenemos que seguir atentos a las diferentes fuerzas que afectan a la inflación y firmemente centrados en nuestro mandato de estabilidad de precios”, dijo Lagarde ante los eurodiputados.

La presidente del BCE insistió, no obstante, en que la política monetaria de la institución ha contribuido a rebajar la inflación y “ya no estamos en un periodo de inflación galopante”.

“Hemos salido de esa fase. En octubre hace un año teníamos un 10.6% que realmente podía ser definido como galopante, pero ahora estamos en un 2.9%; ha bajado considerablemente. No podemos ser complacientes, sería demasiado pronto, pero hemos reducido las cifras a algo mucho más próximo a nuestro objetivo”, afirmó.

El pasado mes de octubre el BCE decidió mantener sin cambios los tipos de interés tras aplicar diez subidas consecutivas desde julio de 2022, hasta llevar el tipo rector al 4.5%, con el fin de contener la inflación.

Lagarde recordó que la institución quiere que este aumento de tipos se traslade a las condiciones de financiación de empresas y hogares y espera que se refleje “no solo en los tipos de las hipotecas, sino también a la remuneración de los depósitos”, que hasta ahora ha aumentado en menor medida.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News