- Advertisement -spot_img
13.7 C
New York
lunes, abril 15, 2024

Las tiendas de ropa en la India sufren pérdidas por los altos precios del tomate y la cebolla

- Advertisement -spot_img

Las tiendas de moda de la India están experimentando un descenso de las ventas y la afluencia de público debido a la elevada inflación de los alimentos, informa Reuters.

Las lluvias monzónicas han dañado las cosechas y alterado las cadenas de suministro, disparando los precios de productos como tomates y cebollas. La inflación de los alimentos alcanzó un asombroso 11,5 % en julio, el nivel más alto en tres años. El sector minorista de la confección y calzado, valorado en 62.000 millones de dólares en 2022, se ha visto especialmente afectado, lo que suscita preocupación por el gasto de los consumidores.

Ante esta situación, las tiendas de ropa y calzado ofrecen mayores descuentos y amplían los periodos de rebajas para atraer clientes, pero aún así las ventas se han reducido considerablemente. Populares marcas extranjeras como la japonesa Asics o la estadounidense Skechers han ofrecido grandes descuentos, en ocasiones de hasta el 70 %, y también han ampliado sus periodos de rebajas.

El personal de un establecimiento de Zink London, en un centro comercial de Bombay, ha estado llamando cada día a 10 clientes por WhatsApp y enviándoles fotos de sus productos en un esfuerzo por impulsar las ventas, reveló un gerente del local. El descenso del gasto en prendas de vestir va acompañado de una reducción del gasto en cadenas de restauración.

Aunque algunos sectores como el cine y la venta de vehículos todoterreno premium siguen prosperando, la inflación y los altos tipos de interés suponen una amenaza para el gasto de los consumidores, que representa el 60 % del PIB indio. En noviembre, en la India se celebra el festival más grande del año, conocido como Diwali, y se espera que se sienta algo de alivio. Esta fiesta es tan importante para los hindúes como la Navidad para los cristianos.

«Siempre se espera que la gente gaste durante las fiestas. Pero tendremos que esperar a ver en qué gasta la gente, ya que también ha entrado en juego el factor de la inflación», declaró Madan Sabnavis, economista jefe del Bank of Baroda.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News