- Advertisement -spot_img
13.7 C
New York
lunes, abril 15, 2024

Ministerio de Salud japonés ha aprobado primera píldora abortiva

- Advertisement -spot_img

El Ministerio de Salud de Japón ha aprobado este pasado viernes el uso de una píldora abortiva, la primera que podrá ser utilizada legalmente en el país, en respuesta al clamor popular por mayores derechos reproductivos y tras la recomendación de un comité de expertos.

Esta decisión tiene lugar en un momento en que el Gobierno del primer ministro, Fumio Kishida, está elaborando un plan de acción dentro de un esfuerzo «sin precedentes» para incrementar la natalidad en un país donde, el año pasado, nacieron menos de 800.000 bebés, la cifra más baja desde 1899, cuando las autoridades empezaron a llevar la cuenta.

El Ministerio de Salud habría creado este panel para revisar alrededor de 12.000 comentarios recopilados pidiendo la aprobación de la píldora, que supondría una alternativa al procedimiento quirúrgico que sí está disponible en el país y que es la única manera legal de practicar un aborto actualmente en Japón.

Esta revisión responde a la petición de la empresa británica de medicamentos Linepharma, que en 2021 pidió la aprobación del medicamento para abortar que fabrican, Mefeego –que incluye dos tipos de medicamentos, la mifepristona y el misoprostol–, para su distribución en el país asiático.

Aun así, la medida no está libre de controversia. El medicamento no estaría cubierto por la sanidad japonesa, por lo que activistas en favor de los derechos reproductivos han expresado su preocupación por el pasible coste de la píldora.

También es motivo de debate la política actual que obliga al consentimiento del marido en personas casadas antes de comenzar el proceso, algo que el Ministerio ha confirmado sería igualmente necesario con la píldora.

Por su parte, el ministro encargado del plan contra el descenso de la natalidad, Masanobu Ogura, insistió esta semana por su parte que «los próximos seis o siete años serán la última oportunidad de Japón para invertir la tendencia a la baja de los nacimientos».

Entre otras medidas en preparación, el Gobierno japonés contempla eliminar el límite máximo de ingresos para los pagos mensuales en efectivo a los padres y ampliar los pagos, que actualmente finalizan cuando el niño cumple 15 años, hasta la graduación en la escuela secundaria superior.

El Gobierno también aumentaría la cuantía de la prestación para las familias con tres o más hijos, recoge la cadena pública japonesa NHK.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News