1.2 C
New York
lunes, febrero 26, 2024

Oxford Economics reduce pronóstico de crecimiento economía RD a 3.8%

- Advertisement -spot_img

República Dominicana inició el 2023 con pronósticos que la posicionaban como la economía que tendría mayor crecimiento este año en la región de América Latina y el Caribe. Desde el Banco Mundial (BM) hasta el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectaron que tendría un destacado desempeño. No obstante, esas predicciones están variando.

Mientras los distintos organismos nacionales e internacionales indican que el producto interno bruto (PIB) crecería, en promedio, un 4.5%, Oxford Economics, que en un principio señaló que el país caribeño tendrá la recuperación pospandémica más fuerte en 2023, ahora sostiene que ese desempeño sería de 3.8%

El pronóstico se da después de que República Dominicana experimentó lo que catalogaron de una “impresionante” recuperación tras la pandemia, con un aumento del PIB del 4.9% en 2022. Aun así, si bien detallan que las condiciones financieras más restrictivas pesarán sobre el consumo, estiman que una política económica sólida respaldará la resiliencia a medio plazo.

“Las fuertes entradas externas, un sector manufacturero robusto y respuestas políticas adecuadas han reforzado la resistencia de la República Dominicana frente a una perspectiva mundial menguante”, cita.

Para los analistas y economistas de Oxford Economics, el turismo “robusto” y las remesas de los trabajadores continúan apoyando la posición externa del país. En ese sentido, la financiación externa considera es “sólida”, ya que las entradas de inversión extranjera directa (IED) son “abundantes”. Asimismo, afirman que las reservas de divisas son “más que adecuadas”.

Desempeño

De acuerdo con el informe suministrado a este medio, “el primero de una nueva serie de notas en las que exponemos la tesis de inversión para la deuda emergente”, y en el que elevaron el crédito soberano de la República Dominicana, tanto los subsidios a los combustibles como la deuda denominada en divisas (75% de la deuda total) significan que la carga de la deuda del país es vulnerable a los picos del precio del petróleo y la volatilidad de las divisas.

También detalla que el déficit de cuenta corriente aumentó el año pasado debido a los altos precios del petróleo. En 2022, los subsidios a la energía llegaron al 2.3% del PIB y que ese porcentaje estuvo un punto porcentual por encima de lo presupuestado. Ante esa realidad, advierte que debería caer en 0.5 puntos porcentuales del PIB este año, reduciendo el déficit fiscal.

Que la deuda ya represente el 59% del PIB, entiende todavía es “sostenible”, aunque su pronóstico indica debería presentarse una reducción gradual, con una estabilización del 50% para 2030.

Que el puntaje de riesgo soberano se posicione en 4.7, hace que el país sea un “poco” más seguro que sus pares con diferenciales similares. “Su puntuación de vulnerabilidad mejoró en el cuarto trimestre del 2022, y esperamos que continúe a medida que la reducción de los precios del petróleo elimine la presión de las cuentas externas y fiscales”, agregan.

Aunque los pagos de intereses como porcentaje de los ingresos aumentarán en el corto plazo hasta el 25%, esperan que los desembolsos de la deuda tiendan a la baja y se establezcan en el 20% a medio plazo.

“Vemos este resultado más atractivo dada la baja volatilidad de la República Dominicana en relación con sus pares fronterizos y de mercados emergentes”, añaden.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News