- Advertisement -spot_img
14.8 C
New York
miércoles, abril 17, 2024

Plataformas digitales impulsan la inclusión financiera en República Dominicana

- Advertisement -spot_img

El crecimiento de las aplicaciones de pagos móviles y las transferencias electrónicas está revolucionando la forma en que los consumidores realizan transacciones en República Dominicana. Con un total de 7.1 millones de usuarios de banca por internet y 428,555 cuentas de pago electrónico, es evidente que un número creciente de personas prefiere realizar compras sin necesidad de desplazarse o llevar menos efectivo

Esta tendencia en constante crecimiento es una respuesta a la diversificación de los métodos de pago en el país, lo que no solo impulsa el crecimiento económico, sino que también contribuye a la inclusión bancaria del 49% de la población excluida del sistema financiero local. Sin embargo, plantea preguntas importantes: ¿Por qué el índice de “inclusión bancaria” sigue siendo bajo? ¿Qué excluye a las poblaciones vulnerables como los adultos mayores, migrantes, mujeres y personas con discapacidad? ¿Qué están haciendo las autoridades? ¿Cuáles son las deficiencias? ¿Cuál es la tendencia?

Ángel González Tejada, director del Departamento de Sistemas de Pago del Banco Central; Inés Páez, directora del Departamento de Innovación e Inclusión Financiera de la Superintendencia de Bancos; Fernando Ruiz, vicepresidente de Liderazgo Empresarial en Qik (banco filial del Grupo Popular); Carlos Paulino, representante Tecnológico de Billet, y Christian Pichardo, cofundador y CEO de MIO, coinciden en una misma respuesta: hay una necesidad de mayor educación financiera, integración tecnológica más amigable y ágil, análisis de datos, mejora en la calidad del internet y comprensión de las necesidades y barreras presentadas por los bancos, actores del sistema y clientes financieros para mejorar el índice de “inclusión bancaria”.

Ante esta realidad, los expertos concuerdan desde diferentes perspectivas sobre la importancia de la tecnología financiera y las plataformas digitales, incluidas las plataformas de pago, como una herramienta ideal para promover la inclusión financiera para la población económicamente activa y las 1.5 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) registradas en el país.

Los especialistas hablaron durante el panel “Promoviendo la cultura de riesgo y las mejores prácticas de la industria”, organizado por el Club de Gestión de Riesgos de la República Dominicana (CGRRD) con el apoyo de su socio protector FICO, proveedor global de software, soluciones y servicios analíticos, en el hotel JW Marriott, en Santo Domingo.

González Tejada explica que la inclusión financiera ha sido un tema de política pública durante años en la autoridad monetaria. Destacó que la Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2022-2030 tiene como objetivo coordinar acciones políticas que conduzcan a un mayor acceso y uso de productos y servicios financieros de calidad para los sectores no bancarizados del país. Entre estas acciones mencionó la reforma del sistema de pagos.

En tanto, SB considera crucial la accesibilidad bancaria centrándose en la “escucha activa”. Páez enfatizó el desarrollo continuo de circulares y lineamientos para apoyar la incorporación digital y modelos innovadores.

Además, Ruiz destacó que los avances en el acceso a servicios financieros en diversos grados han sido posibles gracias a la modernización de los marcos regulatorios. Enfatizó que, si bien persisten desafíos para el uso pleno de los servicios financieros, espera que la disponibilidad de información y los incentivos impulsen una mayor inclusión para todos los usuarios.

Según datos recientes de 2021 en República Dominicana, el 45.6% de las transacciones de bancos múltiples se realizaron en línea y a través de aplicaciones móviles de acuerdo con el Ranking de Digitalización Bancaria 2021 de la SB. Además, desde entonces un número significativo de fintech se han asociado con empresas de tecnología financiera.

El último informe también destaca que las asociaciones de ahorro y préstamo (AAyP) aumentaron la implementación de aplicaciones móviles en 30 puntos porcentuales con un aumento de 10 puntos para los segmentos empresarial y personal, respectivamente.

Mientras, los bancos de ahorro y crédito (BAC) aumentaron un 36% en comparación con un aumento de 21 puntos porcentuales en 2021. Todos los bancos múltiples (BM) ya ofrecieron a sus usuarios aplicaciones móviles para su segmento.

Población vulnerable

En términos de poblaciones desatendidas, un informe reciente sobre inclusión financiera sostenible se centró en segmentos vulnerables como los ancianos, las mujeres, los migrant

A pesar de los avances en la modernización del sistema financiero dominicano, persisten importantes desafíos en la inclusión financiera, según Pichardo, director general de MIO. Aproximadamente 1.5 millones de dominicanos todavía dependen en gran medida del efectivo para sus transacciones diarias, y alrededor del 2.8% del producto interno bruto (PIB) del país se basa en efectivo.

Pichardo enfatizó que la tecnología financiera, como las herramientas de pago móvil, presenta una oportunidad crucial para integrar al sistema financiero a los 1.5 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) registradas. Desde el lanzamiento de la cuenta de pago electrónico digital, MIO ha logrado atraer a casi 300,000 usuarios en un año, de los cuales un impresionante 60% son usuarios recurrentes. Además, ha conseguido un 11.9% de volumen de transacciones a través de billeteras móviles sin necesidad de tarjetas físicas.

La tendencia regional lo confirma. Más del 85% de los latinoamericanos cree que las pequeñas y medianas empresas (Pymes) deberían comenzar a utilizar aplicaciones de pagos digitales como las billeteras electrónicas para incrementar sus ventas y brindar seguridad a sus clientes, según el estudio “El Estado de Uso y Seguridad de los Pagos Digitales en América Latina”, realizado por la empresa global de ciberseguridad Kaspersky en conjunto con Corpa.

Sin embargo, el informe señala que a pesar de las preferencias de los clientes por los comercios que utilizan estos sistemas de pago y el interés por alejarse del efectivo, un porcentaje importante reconoce que las pymes aún no están preparadas para implementar pagos digitales debido a los problemas de internet existentes también en su país.

En República Dominicana existen nueve millones de teléfonos móviles, de los cuales seis millones cuentan con datos móviles, con amplia penetración en los sectores más vulnerables. Sin embargo, para Paulino, el desafío radica en la deficiencia en la calidad de internet que afecta la adopción generalizada de servicios financieros digitales.

Destacó que las expectativas de los clientes son cada vez más exigentes. Entre las iniciativas que se están implementando, destacó la adopción de prácticas de diseño de productos y experiencia de usuario con procesos de escucha continua. “En el país todavía tenemos una brecha tecnológica importante”, enfatizó Paulino.

La IA facilita los servicios bancarios

Según Rosanna Ruiz, presidente ejecutiva de la Asociación Dominicana de Bancos Múltiples (ABA), el sector bancario local ha logrado avances significativos en la adopción de inteligencia artificial (IA) generativa para personalizar y satisfacer las demandas cada vez más empoderadas de los clientes tras la pandemia de covid-19 de 2020.

Actualmente, el 34% de las entidades de intermediación financiera (IEF) están utilizando inteligencia artificial, con presencia en el 65%, 30% y 14% de los bancos múltiples (MB), asociaciones de ahorro y préstamo (SLA) y cajas de ahorro y crédito ( SCB), respectivamente, según lo informado por el último “Ranking de Digitalización” de la Superintendencia Bancaria (SB).

“Hemos observado una mayor facilidad en los servicios bancarios tanto para clientes nuevos como existentes, así como mejoras en la incorporación de servicios financieros nuevos y existentes”, enfatizó Ruiz previa al evento.

es y las personas con discapacidad. El objetivo, de acuerdo con Páez, es identificar las barreras que enfrentan al utilizar canales digitales o acceder a cuentas de ahorro o financiamiento.

Según la encuesta, el 57% de los migrantes enfrentan dificultades a la hora de solicitar servicios financieros, mientras que el 43% de los usuarios con algún tipo de discapacidad cree que la tecnología facilita el proceso de solicitud de productos. Actualmente, la SB está abordando los “desiertos bancarios”, áreas con servicios bancarios limitados, para comprender por qué el 49% de las personas mayores de 15 años permanecen fuera del sistema.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News