- Advertisement -spot_img
20.7 C
New York
martes, mayo 28, 2024

Sánchez plantea la encrucijada electoral en España: progresismo o ultraderecha

- Advertisement -spot_img

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, planteó este martes la encrucijada que, a su juicio, es la elección del próximo 23 julio: progresismo o ultraderecha.

«Aquí hay dos opciones: o un Gobierno progresista o un Gobierno ultraderechista», resumió el mandatario socialista.

A menos de 20 días para las elecciones, Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), acudió a los platós de la cadena Telecinco para participar durante más de una hora en la esperada entrevista con Ana Rosa Quintanauna de las figuras de mayor poder mediático en España y cuyos editoriales contra su gobierno son prácticamente diarios.

Las encuestas auguran por ahora una victoria del derechista Partido Popular (PP), que para obtener los 176 escaños necesarios para gobernar, debería pactar con la formación ultraderechista Vox, la tercera fuerza en intención de voto.

 

Ambas formaciones ya han pactado en varias comunidades y municipios para poder gobernar tras las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo.

Por la izquierda, en estas elecciones ha surgido un nuevo proyecto político, Sumar, una coalición de fuerzas progresistas liderado por la actual vicepresidenta segunda del gobierno, Yolanda Díaz, en cuarta posición, según los sondeos. La duda es si, juntos, los escaños del PSOE, Sumar y otros partidos progresistas y nacionalistas podrían evitar la vuelta del PP, esta vez con VOX, al gobierno.

«Están pactando retrocesos sociales»

Sánchez definió el escenario de pactos que se están produciendo entre PP y VOX como un «tráiler de una película tenebrosa» que le espera al país si llegan al gobierno.

«El PP con Vox están gobernando y están pactando retrocesos sociales, como quitar banderas LGTBI de los edificios públicos», dijo.

Sánchez es objeto de muchas críticas de la prensa de derechas por los apoyos que le han dado a su gobierno de coalición con el izquierdista Podemos los partidos nacionalistas e independentistas de las comunidades autónomas de Cataluña y el País Vasco para poder sacar adelante algunas leyes.

«Una cosa es llegar a acuerdos para hacer avances sociales y otra para retroceder 20 años en 20 días», agregó.

«Soy un político limpio»

El presidente abordó las críticas personales que se han vertido en su contra. Para él, la arremetida mediática y política «es una burbuja» que se ha hinchado «de manipulaciones, de mentiras y también de maldades» y que «ha sobrepasado todos los límites».

«El problema es que hoy no tienen nada contra mí, porque yo soy un político limpio. No soy perfecto, pero soy limpio», dijo.

‘Sólo sí es sí’

Otro de los temas abordados fue el de la polémica ley conocida como ‘solo sí es sí’, que ha acaparado titulares durante los últimos meses porque propició una catarata de peticiones de revisión de condena de agresores sexuales, de las cuales, alrededor de 1.000 fueron estimadas y supusieron una rebaja de los años de privación de libertad.

«Yo siempre he defendido que esta es una buena ley que protege a las mujeres porque, entre otras cuestiones, reconoce una atención especializada a las mujeres víctimas de agresiones sexuales», manifestó Sánchez.

La norma, unos meses después de su entrada en vigor, fue modificada en el Parlamento con los votos socialistas para reformar el aspecto que rebajaba las penas.

Sánchez opinó que es una fortuna «haber sacado la violencia de género de los hogares, haberlo hecho un tema social, un drama», y recordó que anualmente se producen en el país alrededor de 3.200 sentencias condenatorias por el delito de agresión sexual.

«Tenemos que acabar con esta lacra machista», abogó.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News