- Advertisement -spot_img
17.2 C
New York
lunes, abril 15, 2024

Ucrania revela sus planes para convertirse en «el arsenal del mundo libre»

- Advertisement -spot_img

Las autoridades ucranianas planean aumentar la producción de armas con el objetivo de convertir al país en «el arsenal del mundo libre», según lo expresó este domingo el ministro de Industrias Estratégicas del país, Alexánder Kamyshin, en una entrevista con Bloomberg.

«Tenemos que ser ambiciosos, porque no tenemos otra opción», dijo el funcionario. «Mi objetivo es convertir a Ucrania en el arsenal del mundo libre», sentenció.

Aunque Ucrania recibe una gran cantidad de armas de Estados Unidos y de otros socios, Kiev «se apresura a establecer su propia producción» para «no depender» de nadie, señala la agencia.

Kamyshin sostiene que la artillería y los proyectiles de mortero son una prioridad, ya que Ucrania prácticamente dejó de producirlos tras el colapso de la Unión Soviética, y se quedó rápidamente sin existencias después de que Rusia lanzara su operación especial.

Otro objetivo acuciante pasa por aumentar la producción de tanques y de vehículos blindados, si bien Kiev tardará entre tres y seis meses en lograrlo.

En definiriva, Kamyshin indicó que, a largo plazo, quiere que el país se convierta en un productor avanzado de armas y que se recupere la economía, que se contrajo casi un tercio el año pasado.

«Polígono» militar de la OTAN

El funcionario también baraja la posibilidad de atraer a más productores extranjeros para que establezcan instalaciones de producción en Ucrania, de tal forma que —explica— puedan aprovechar los bajos costes y las pruebas diarias de armamento en el campo de batalla.

Algunos de los principales fabricantes de armas de Europa, como la alemana Rheinmetall y la británica BAE Systems, ya han confirmado que se encuentran en conversaciones para establecer su producción en Ucrania.

Sin embargo, muchos se muestran escépticos ante la posibilidad de fabricar armas en Ucrania, debido a los posibles riesgos. «Las defensas aéreas no son infalibles», opina Marta Kepe, analista de defensa de Rand Corporation, una organización de investigación estadounidense. «Así que, ¿hasta qué punto las empresas estarán realmente dispuestas a exponer a su personal a ese tipo de riesgo?», se pregunta.

Además, señala que, aunque probar armas en los campos de batalla ucranianos tiene un valor incalculable, los productores estadounidenses y europeos no necesitan fabricar sobre el terreno para beneficiarse.

Mientras tanto, desde Moscú han señalado en repetidas ocasiones que la OTAN trata de utilizar a Ucrania como un «polígono» militar y de prolongar el conflicto «hasta el último ucraniano» en un esfuerzo por infligir una «derrota estratégica» a Rusia.

  • Pese a sus ambiciosos planes para convertirse en un productor avanzado de equipos militares y «no depender» de nadie, Kiev sigue pidiendo a Occidente el envío del mayor número posible de armas modernas. La semana pasada, el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, se quejó por la falta de sistemas de misiles antiaéreos Patriot, de fabricación estadounidense. Además, lamentó que Ucrania se encontraba en lista de espera para las entregas.
  • Asimismo, el mandatario ucraniano recientemente afirmó «conocer al detalle» el número de armas que tiene cada potencia, instando a los líderes mundiales a mostrarse más activos en el suministro.
- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News