- Advertisement -spot_img
17.2 C
New York
lunes, abril 15, 2024

Un grupo armado amenaza de muerte a la fiscal general de Ecuador

- Advertisement -spot_img

Un grupo armado no identificado amenazó con asesinar a la fiscal general de Ecuador, Diana Salazar, así como a su hija, si no se separaba del cargo que ostenta desde 2019, según consta en una publicación de la Fiscalía ecuatoriana en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con la captura de pantalla divulgada por el organismo, la funcionaria recibió el video la madrugada de este jueves proveniente de un número con el código (+380), asignado a Ucrania.

En la pieza, que se viralizó en Twitter y otras redes sociales, aparecen al menos siete hombres con el rostro cubierto y portando armas largas, mientras uno de ellos le advierte a Salazar: «ya vas a cumplir años, no quiero arruinarte tu fiesta matándote a tu hija, porque antes de matarte te hago llorar y sufrir».

El vocero aseguró que si Salazar no se iba «por las buenas», lo haría «por las malas». «Dianita: no hagas que use todo mi poder, mi gente, mis armas, que son más de las que tú piensas y te imaginas (…), así que decide bien o serás mi próximo objetivo militar«, sostuvo el hombre, quien remarcó que no era la primera vez que amenazaba a la fiscal general del país andino.

Respuesta de la Fiscalía

Por su parte, la Fiscalía de Ecuador rechazó en un comunicado el incidente y deslizó presuntos intentos de apoderarse de la institución «por cualquier vía y a cualquier costo».

«Esta institución rechaza todo intento de amedrentamiento que se da por el cumplimiento irrestricto de las competencias constitucionales encomendadas y reafirma su compromiso de trabajar de manera técnica y objetiva», reza parte del documento.

Salazar recibió amenazas en 2017 cuando investigaba el caso Odebrecht, aunque fueron de menor intensidad, según reportó la agencia AP. De allí que en el más reciente comunicado, la Fiscalía aludiera a una escalada en su contra.

Las reacciones al ataque

El presidente Guillermo Lasso escribió en Twitter que el pueblo ecuatoriano no debía tolerar que «grupos criminales y sus actos terroristas amenacen la vida de una autoridad del Estado y pretendan el control de las instituciones de Justicia».

El mandatario también expresó su «apoyo y solidaridad» para con la agraviada y aseveró que recibiría de la Policía Nacional «toda la protección necesaria» para garantizar su integridad.

A ese respecto, la Policía Nacional puntualizó que «ha dispuesto que las mejores unidades de investigación trabajen junto con Fiscalía para dar con los responsables de estas amenazas».

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Zapata, remarcó que Ecuador no podía «naturalizar la violencia», particularmente «cuando está en juego la familia de una fiscal general valiente que ha enfrentado casos fuertes de corrupción«.

¿A quién señala Diana Salazar?

En conversación con AP, Germán Rodas, coordinador de la Comisión Nacional Anticorrupción, afirmó que «hay una concertada acción de algunos sectores para impedir que se sancione a determinadas personas que están vinculadas con la corrupción», aunque eludió precisar nombres.

A inicios de esta semana, Salazar denunció «intentos desesperados» del Consejo de la Judicatura, así como del Consejo de Participación Ciudadana, para apartarla del cargo.

Según la prensa local, el Consejo de la Judicatura se reunió la noche del pasado 29 de mayo para discutir un expediente disciplinario en su contra, con el que se pretendía sancionarla, pero la iniciativa no avanzó.

Señalamientos por plagio

De otra parte, el Consejo de Participación Ciudadana, que preside Alembert Vera, un abogado que ha representado al expresidente Rafael Correa en varios casos de corrupción, la citó a finales de la semana previa en razón de denuncias de plagio interpuestas por dos colectivos.

En una entrevista televisiva, la fiscal calificó a este último Consejo como «una estructura criminal». El grupo replicó a este señalamiento, asegurando que no estaban incurriendo en un delito al denunciar el presunto plagio presente en una tesis y un artículo académico firmados por Salazar.

«Nosotros hemos denunciado un plagio en su tesis. No es un delito y lo probaremos en cualquier tribunal, nacional o internacional», alertó una de las portavoces del grupo, que exige su remoción del cargo.

Salazar insiste en que está siendo víctima de una persecución, detrás de la que estarían antiguos funcionarios de la administración de Correa, incluyendo al propio exmandatario y a su exvicepresidente, Jorge Glas, cuyas causas penales ella ha dirigido personalmente.

En su cuenta de Twitter, Correa replicó trinos en los que echa abajo la versión de la persecución y resalta la aparente deshonestidad académica de la funcionaria. Entre otros asuntos, el dirigente político aseveró que Salazar «está dispuesta a todo para que no se investigue el plagio de su tesis«.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News