- Advertisement -spot_img
8 C
New York
lunes, marzo 4, 2024

¿Qué parte del crédito en la banca dominicana podría caer en “default”?

- Advertisement -spot_img

La Superintendencia de Bancos (SB) publicó un análisis que pone en perspectivas el comportamiento de ratio de incumplimiento (RI) en la cartera de crédito del sistema financiero dominicano.

Para mitigar las eventuales pérdidas potenciales, los lineamientos regulatorios suelen exigir la constitución de provisiones. En el caso dominicano, los niveles de provisiones se establecen en función del nivel de riesgo crediticio de un deudor, según lo plasmado en el Reglamento de Evaluación de Activos.

El documento, titulado “Una mirada al ratio de incumplimiento para el sistema financiero dominicano”, establece que luego de la pandemia, el porcentaje está en niveles normales y hasta mejor a los que se registraron antes de 2020.

Al analizar el comportamiento del RI para el sistema financiero dominicano, se observa que este se ha mantenido por debajo del 4% desde enero 2014 y hasta la llegada de la pandemia del covid-19. En este período se evidencia un incremento a un máximo de un 10.4% y luego disminuye a niveles por debajo de los de prepandemia en diciembre 2022.

La probabilidad de default es un parámetro esencial para la adopción de un modelo de pérdidas esperadas de crédito recomendado por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea luego de la Gran Crisis Financiera.

Para estimar el comportamiento histórico de este parámetro, se utiliza el ratio de incumplimiento, el cual mide el porcentaje del balance de cartera en cumplimiento que cae en condición de default en los 12 meses subsiguientes.

Aunque las consideraciones utilizadas para definir el default pueden variar según la jurisdicción que se trate, en términos generales, se utilizan condiciones como los días de atraso que presenta el pago de cuotas o la reestructuración de la deuda para definir el incumplimiento.

“Es importante destacar que el RI varía según el tipo de cartera, destacándose las tarjetas de crédito por tener los valores más elevados de manera general y la cartera hipotecaria los valores más bajos en el periodo analizado”, destaca la SB en su informe.

Además, explica que el RI como indicador presenta cierto poder predictivo, mostrando su media móvil de los últimos seis meses una correlación importante con la variación seis meses a futuro de los ingresos por intereses en cartera de créditos.

En resumen, el default o incumplimiento en el ámbito financiero es una situación que implica riesgos para el acreedor. El análisis del ratio de incumplimiento y su evolución a lo largo del tiempo es fundamental para evaluar la salud de una cartera de préstamos y también un importante paso hacia la construcción del marco de pérdidas esperadas en la gestión del riesgo de crédito.

En su introducción, explica que, en el contexto financiero, el término default o incumplimiento se refiere a la situación en la que un prestatario no cumple con sus obligaciones contractuales de pago según los términos acordados. Esto implica el incumplimiento del contrato de préstamo y la incapacidad del prestatario para cumplir con sus compromisos financieros. Cuando se produce un incumplimiento, suele desencadenar una serie de consecuencias y acciones por parte del acreedor o entidad de intermediación financiera (EIF).

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News