31.3 C
New York
lunes, julio 15, 2024

Condenado por asesinato llega a Colombia extraditado de Brasil tras 30 años como fugitivo

- Advertisement -spot_img

Esposado y con el cabello cano arribó el jueves al aeropuerto internacional de Bogotá, Jaime Saade Cormane, tras permanecer prófugo de la justicia de Colombia durante 30 años por el asesinato de una joven en el norte del país, informó la autoridad migratoria.

Con los años, Saade no solo fue cambiando de apariencia, dejando atrás al joven de cabello negro que aparecía en los carteles de los prófugos, también cambió su identidad a Henrique Dos Santos Adbala y se escondió en Brasil, país que lo extraditó a Colombia.

Al llegar a Bogotá en un vuelo comercial, Saade cumplió con los procesos migratorios y luego fue dejado en manos de las autoridades, para que responda por una condena de 24 años de prisión por el asesinato de Nancy Mariana Mestre.

En la madrugada del primero de enero de 1994, tras la celebración del Año Nuevo, Saade invitó a salir a Mestre. El padre de la joven de 18 años le dio permiso con la condición de que volviera en la madrugada. Sin embargo, con el paso de las horas, el padre angustiado inició la búsqueda de su hija, a quien finalmente encontró herida en una clínica de la ciudad caribeña de Barranquilla.

Nueve días después, Mestre murió a consecuencia de una herida en el cráneo producida por proyectil de arma de fuego, según indica la sentencia condenatoria de 1996 contra Saade, declarado responsable por el delito de homicidio con acceso carnal violento.

Martín Mestre, el padre de la víctima, se dedicó desde entonces a buscar a Saade, quien desapareció desde el crimen sin dejar rastro y luego fue condenado en ausencia.

Durante las décadas que siguieron, Mestre, un arquitecto y reservista de la Armada, pulió sus habilidades de investigador y alertó a las autoridades de cualquier pista, hasta que se dieron cuenta de que uno de sus hermanos vivía en Belo Horizonte, Brasil.

“Junto con un experto en contrainteligencia infiltramos cuatro personas en la familia, personas ficticias: dos con nombres árabes y dos con nombres de amigos para que le diera confianza”, contó el padre de la víctima en 2021 al programa televisivo Los Informantes.

Saade fue capturado en 2020 en Brasil por un pedido de extradición elevado por Colombia. Sin embargo, no fue avalada de inmediato por los altos tribunales de ese país y quedó libre.

El proceso continuó y aunque sus abogados intentaron pedir en Colombia la prescripción de sus delitos, la solicitud fue negada. En el 2023 fue recapturado en Brasil en cumplimiento a una circular roja de Interpol y luego avalada su extradición.

- Advertisement -spot_img
Must Read
Related News